La Real Academia Nacional de Medicina incorpora a Elías Rodríguez

Elías F. Rodríguez Ferrí.

El catedrático de Microbiología e Inmunología en el Área de Sanidad Animal de la ULE es fundador y presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León

LEONOTICIAS

En su reunión del pasado 14 de junio, la Junta de gobierno de la Real Academia Nacional de Medicina tomó el acuerdo de nombrar ‘Académico Correspondiente’ al profesor Elías F. Rodríguez Ferrí, que de esta manera se ha convertido en uno de los cuatro veterinarios académicos (2 de número y 2 correspondientes) de dicha corporación.

La Real Academia Nacional de Medicina es cronológicamente la sexta de las diez que forman el Instituto de España, cuyo listado es encabezado por la Real Academia de la Lengua, a la que siguen las de Historia, Bellas Artes de San Fernando, Exactas, Físicas y Naturales, Morales y Políticas, Nacional de Medicina, Jurisprudencia y Legislación, Nacional de Farmacia, Ingeniería de España y Ciencias Económicas y Financieras.

Real Académico Fundador

Rodríguez Ferri, que preside la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León, de la que es Académico Fundador, pertenece también como Académico de Número a la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España y la Real Academia de Doctores de España y es Académico Electo de la Real Academia Sevillana de Ciencias Veterinarias, además de la Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo.

El nuevo académico de la Real de Medicina es catedrático de Microbiología e Inmunología en el área de Sanidad Animal de la Universidad de León (Facultad de Veterinaria), ha sido Decano y Director del Departamento de Sanidad Animal y es, en la actualidad excedente voluntario, catedrático de Microbiología, con Virología e Inmunología, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, de la que fue Secretario.

Una academia histórica

Al igual que venía ocurriendo en otros focos culturales y científicos de nuestro país, a mediados del siglo XVIII surgió en Madrid una tertulia de médicos, cirujanos y farmacéuticos, reunidos periódicamente en la rebotica de la Oficina de Farmacia de José Ortega, en la calle de la Montera n.º 19, donde, en las últimas horas de la tarde, conversaban informalmente acerca del adelantamiento y cultivo de las facultades médica, quirúrgica y farmacéutica.

Se trató de una aventura que trasluce el afán de renovar la medicina madrileña y a la que pronto, el 12 de julio de 1733, se quiere dar carácter oficial con la denominación de Tertulia Literaria Médica Matritense.

Este modesto origen es solo el núcleo de un mayor impulso que, un año más tarde, el 12 de agosto de 1734, da lugar, por modificación de sus primeros Estatutos, a su conversión en Academia Médica Matritense, aprobada por Real Decreto de Felipe V un mes después.

Fotos