Pioneros en la escucha

La Universidad de León rinde homenaje a los ocho defensores que ha tenido la institución en los treinta años de este cargo, siendo la institución leones la primera en tener esta figura 'de carne y hueso'

Los defensores que ha tenido la ULE en su historia. / Noelia Brandón
NACHO BARRIOLeón

No fueron muchas las universidades que apostaron por tener un defensor de la comunidad universitaria en la década de los ochenta. De hecho, la apuesta general no barajaba que este cargo lo ocupara un catedrático. Tocaba dar un paso para ser pioneros en algo que merecería la pena. Y la Universidad de León cogió el guante. Sería la primera, con Juan María García Campal, en tener un defensor 'de carne y hueso'.

El Paraninfo Gordón Ordás fue el escenario en la tarde del jueves del homenaje que la ULE ha brindado a los ocho defensores de la comunidad universitaria que ha tenido en los treinta años que suma el cargo.

«Mi papel fue el de dar a conocer en qué consistía, dar a luz a los estatutos del defensor y defender la figura» comentaba García-Campal minutos antes de empezar el acto. «Tenemos que darnos cuenta del privilegio que supone trabajar en la Universidad, porque generaciones y generaciones de españoles no tuvieron el derecho o la oportunidad de acceder a la insitutición». Sobre su trayectoria como defensor, aseguró que «si pude defender con eficacia a una sola persona ya mereció la pena, pero no soy yo quien tiene que juzgar aquello, sino la comunidad universitaria de entonces».

Paulino César Pardo es el actual defensor de la ULE. Un cargo que «va relacionado con las reivindicaciones de estudiantes y los derechos que han ido perdiendo los docentes». Igualmente quiso apuntar a que «afortunadamente encuentro buena disposición del rectorado y de la comunidad universitaria».

Treinta años que fueron reconocidos a los ocho con la entrega de una insignia como homenaje a su labor durante todos estos años.

Fotos