La ULE participa en un estudio que demuestra que los padres determinan el sexo de las crías

Los resultados tienen importantes implicaciones biológicas, ya que décadas de investigación negaban los hechos ahora comprobados

LEONOTICIASLeón

Felipe Martínez Pastor, profesor de la Universidad de León (ULE), es uno de los autores del artículo científico titulado ‘A father effect explains sex-ratio bias’, publicado recientemente en la revista ‘Proceedings of the Royal Society B’, que ha demostrado que en contra de lo que hasta ahora se pensaba, los padres de los mamíferos podrían determinar el sexo de las crías.

El grupo que ha desarrollado la investigación ha sido liderado por Aurelio F. Malo, del departamento de Zoología de la Universidad de Oxford, y ha contado con la colaboración de las siguientes instituciones por orden de autoría: Felipe Martínez Pastor (Instituto de Desarrollo Ganadero de la Universidad de León), Francisco García-González (CSIC - Estación Biológica de Doñana), Julián Garde (Universidad de Castilla la Mancha), Jonathan Ballou (Smithsonian Institution), y Robert C Lacy (Chicago Zoological Society.

La idea de que fueran los padres quienes determinasen el sexo de sus descendientes había sido tradicionalmente rechazada porque siempre producen la misma proporción de espermatozoides con cromosoma X (que dan lugar a hembras) y espermatozoides Y (que dan lugar a machos). Por ese motivo tradicionalmente se atribuía a las hembras la capacidad de determinar el sexo de sus crías.

Variación genética

El estudio ahora publicado ha demostrado que los machos que tienen padres con mayores niveles de variación genética producen más espermatozoides con núcleos espermáticos más pequeños, que se traducen en una mayor proporción de machos.

Los científicos utilizaron una especie de ratón silvestre (Peromyscus leucopus) y trabajaron en condiciones experimentales de laboratorio, lo que permite extrapolar los resultados a otras especies en condiciones naturales. Además, el uso de esta especie les permitió la recogida de datos genealógicos y reproductivos, y la realización de un completo seguimiento de generación en generación.

La investigación en la que ha participado el profesor de la ULE refuta la idea de que en vertebrados solo las madres pueden sesgar la proporción de sexos de las crías, y demuestra que los machos también lo hacen.

Además los resultados sugieren que la capacidad adaptativa de los padres está presente en todo el linaje de los mamíferos.

Las implicaciones biológicas son enormes, ya que décadas de investigación han ignorado los efectos paternos que ahora se han demostrado significativos, lo que abre todo un nuevo campo para expandir la teoría de la ‘sex ratio’.

Fotos