Marín reclama más medios y un nuevo modelo de financiación de universidades

Inauguración del nuevo curso académico en la Universidad de León. / S. Santos

La Universidad inaugura un curso en el que se marca como objetivo impulsar los institutos de investigación, elaborar una RPT para adecuar el personal a sus necesidades y convocar nuevas ofertas públicas de profesorado

A. CUBILLAS León

El Aula Magna San Isidoro ha sido el escenario escogido este viernes para oficializar el inicio del nuevo curso académico en la Universidad de León en un acto presidido por el consejero de Educación, Fernando Rey, y que, como se viene sucediendo en los últimos años, ha tenido un marcado carácter reivindicativo.

El rector Juan Francisco García Marín ha hecho hincapié en la necesidad de reforzar la institución académica con la dotación de medios y una financiación justa, recordando la “enorme distancia” que existen con países como Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña pese a que España ocupa el cuarto lugar del ranking mundial en materia universitaria.

De ahí que haya reclamado otro modelo de financiación para poner a la universidad española en “su justo valor”, advirtiendo de que la rentabilidad de la universidad pública debe entenderse en términos de contribución a la sociedad. Una decisión de la que, remarcó, depende la calidad de la ULE.

“El esfuerzo que se ha hecho en los últimos 30 años ha sido tremendo por la universidad española pero necesitaremos otro modelo de financiación porque no podemos seguir basándolos en el esfuerzo personal e individual. La vocación está bien pero hay que ayudar”.

Durante la lección inaugural, García Marín hizo hincapié en el gran reto de impulsar la investigación, dado que una universidad que “no la aprecie, la valore o la estimule está condenada a la mediocridad y al fracaso”.

Y para ello, avanzó, la transformación y la creación de Institutos de investigación “fuerte” que puedan competir tanto a nivel regional como nacional, que tengan grupos de investigación que garanticen su viabilidad, crecimiento y competitividad. Un objetivo que se centrará principalmente en áreas de ingeniería e informática, aprovechando las sinergias con el Incibe.

Bajada de tasas

Un guante que recogió el consejero de Educación, que destacó la situación económica saneada de las cuatro universidades públicas de la Comunidad, sin deudas o próximas a su resolución total. “Es el dato que nos debería satisfacer”, dijo, porque hay instituciones académicas en España que alcanzan varios cientos de millones de deuda.

En Castilla y León, remarcó, gracias al trabajo riguroso de los sucesivos equipos rectorales, se van reduciendo, como en el caso de León, que en unos dos años tendrá el contador a cero o ya lo tienen, lo que supone, dijo, “un ejemplo de responsabilidad y sensatez”. Así lo manifestó antes de presidir en la capital leonesa el inicio oficial del curso académico, que mantendrá niveles similares de matriculación al pasado.

En este sentido, Rey reiteró además el compromiso de la Junta de Castilla y León para aplicar la reducción las tasas universitarias de los grados el próximo curso. “Se aplicaría una bajada en la matricula que rondaría el 5% aunque el objetivo es ir bajando progresivamente este coste. Hace tiempo que veníamos diciendo que teníamos las tasas desproporcionadamente altas y por ello vamos a cumplir con este compromiso”.

Más docentes y una plantilla «ajustada»

Nuevo curso en la Universidad de León que actualmente cuenta con 1.781 alumnos matriculados con la estimación, apuntó el rector, de alcanzar los 1.960 del año anterior y que arranca con el compromiso de impulsar la contratación de nuevos docentes, que se incrementó en un 40% el curso anterior.

En este mismo marco, el equipo rectoral agilizará además la promoción del personal administrativo y elaborarán una RPT que responda a las necesidades de la institución académica, aumentará el número de becas, las ayudas sociales e impulsará su internacionalización y las prácticas extracurriculares en el campo del emprendimiento.

Fotos