La ULE diseñará un vehículo de Formula I para competir en Inglaterra el campeonato de velocidad universitario

Ejemplo de un monoplaza participante.

Los alumnos de Ingeniería de la Universidad de León construirán un monoplaza de cara a competir en la Fórmula Student contra 130 universidades en el verano de 2019

LEONOTICIAS León

La Universidad de León se sube a la Fórmula 1, al menos, a la universitaria. La Escuela de Ingeniería de la ULE busca ya alumnos para dar a luz al bólido con el que participar en la Fórmula Student, un campeonato veraniego en el que quieren irrumpir en el año 2019. El coche de carreras estará diseñado para participar en la competición organizada por SAE e IMechE en el circuito de Silverstone (Inglaterra).

Una competición en la que participarán más de 130 universidades de todo el mundo y en la que por primera vez se sumará la Universidad de León de cara al verano del 2019.

Así lo ha señalado este miércoles el coordinador del proyecto, Pedro Salvadores, que junto al rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, ha remarcado que el proyecto se dividirá en dos fases. La primera, en la que se encuentran en la actualidad, en la búsqueda de patrocinios y apoyo.

«Los alumnos tendrán que desarrollar un proyecto tecnológico para poder llegar a tener un vehículo que sea competitivo», explicaba Salvadores, que apuntó a que «tocará desarrollar un plan de negocio con el que conseguir patrocinios y recursos, como cualquier equipo de Fórmula 1».

Esto permitirá que alumnos y empresas empiecen a crear «pequeños lazos que podrán ser beneficiosos en el futuro».

Por su parte, Marín aseguró que «me parece impresionante lo que van a hacer, ojalá haya más proyectos así en la Universidad de León».

¿Cómo será el bólido?

La segunda fase será la construcción propiamente del vehículo que, según han confirmado, será un coche térmico con el objetivo de mejorar el proyecto de cara al año 2020 combinándolo con energía eléctrica.

El motor del vehículo es de 65 caballos, como un coche normal que circule por León, con doscientos kilos de peso, lo que le confiere consideraciones parecidas a la Fórmula 1. Construido con normas americanas, la ULE tendrá que evaluar si el coche se adapta a las normas de seguridad.

En septiembre comenzará el ciclo de construcción del vehículo, de forma que en julio de 2019 se pueda competir.

Contacto con empresas

En la presentación del proyecto se habló de que se han realizado contactos con empresas como Michelín o Renault, de cara a facilitar la construcción.

«Son las empresas futuribles, en principio han accedido a tomar parte y tiran hacia adelante», explicaba Gabriel Búrdalo.

Contenido Patrocinado

Fotos