José Ramón Morala dirigirá la cátedra de estudios leoneses de la Universidad de León

José Ramón Morala durante la reunión /
José Ramón Morala durante la reunión

La aprobación del reglamento de la cátedra y la designación de su director han tenido lugar en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada en la mañana del martes

LEONOTICIAS León

El Consejo de Gobierno de la Universidad de León (ULE) ha mantenido en la mañana de hoy su última reunión del año, en una sesión que ha sido presidida por el rector Juan Francisco García Marín, en la que se ha abordado un extenso orden del día en el que se puede destacar, entre otros asuntos, la aprobación de 22 cursos y talleres de extensión universitaria, cinco acuerdos y convenios de colaboración, el calendario laboral del personal de administración y servicios (PAS), las propuestas de oferta pública de empleo del PAS y la dotación de plazas de Profesor Ayudante Doctor, y el Reglamento Específico de la Cátedra Institucional de Estudios Leoneses.

La Cátedra tendrá como objetivo “el análisis, la investigación, la docencia y la difusión de los aspectos específicos de la cultura en el ámbito leonés desde todos los puntos de vista que se estimen relevantes”. Para ello actuará en áreas académicas como la lengua, la literatura, la historia, el patrimonio, la antropología, la geografía, la economía, la educación y, en general, “todas aquellas que puedan englobarse bajo una denominación amplia del término cultura leonesa”. El reglamento explica que el director de la Cátedra será nombrado por el Rector, una vez oído el consejo de gobierno, y se tratará de un “experto de reconocido prestigio profesional, técnico y/o científico”, del que también se apunta que preferentemente pertenecerá a los cuerpos docentes “con vinculación permanente con la ULE y con dedicación a tiempo completo”.

A este respecto hay que apuntar que el Rector ha informado al consejo de la designación de José Ramón Morala, Catedrático del Área de Lengua Española del Departamento de Filología Hispánica y Clásica, como Director de la Cátedra de Estudios Leoneses.

Su sede estará ubicada en la Facultad de Filosofía y Letras del Campus de Vegazana, y desde ella se realizarán actuaciones en diversos campos, contando con especialistas adecuados. De esta manera la Cátedra fomentará y, en su caso, subvencionará proyectos y trabajos de investigación, y propiciará la incorporación de graduados y doctorados, la creación de premios y becas, así como la programación de cursos de verano y ciclos específicos, seminarios de especialidad, congresos o reuniones científicas que den visibilidad a sus líneas de trabajo.

Con la puesta en funcionamiento de la Cátedra la ULE pretende servir de plataforma de vinculación, estudio, formación y divulgación de los referente a la actividad de la que es objeto, y fomentar la cooperación con todas aquellas instituciones, organizaciones y asociaciones, tanto públicas como privadas que realicen actividades similares, estableciendo con ellas convenios cuando se considere adecuado.

Protocolo de actuación frente al acoso

También ha recibido hoy el visto bueno el Reglamento por el que se regulará el ‘Protocolo de actuación frente al acoso en la ULE’. En la exposición de motivos se explica que su origen último está “en el mandato constitucional a los poderes públicos de promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo, y de los grupos en que se integra, sean reales y efectivas, y de remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud”.

Se entiende por acoso “el conjunto de acciones u omisiones que generan una situación hostil, humillante o intimidatoria para la persona”, y se contemplan tres tipos: psicológico o ‘mobbing’, sexual y el que se produce por razón de sexo.

El objetivo del protocolo, cuyo ámbito de actuación se extiende a toda la comunidad universitaria de la ULE, es el de disponer de una “vía ágil para resolveré situaciones que conllevan un importante sufrimiento personal, garantizando una atención rigurosa y confidencial”. Con ese objetivo se prevé la creación de una Comisión Técnica de Evaluación, con funciones de verificación, informe y propuesta en materia de acoso, que estará integrada por el Director de la Unidad de Igualdad, la persona responsable de la Prevención de Riesgos Laborales, el Defensor de la Comunidad Universitaria, un psicólogo de prestigio ajeno a la universidad, y el presidente de la Junta de Personal Docente e Investigador, la de Personal Funcionario de Administración y Servicios, el Comité de Empresa del PAS o la Junta de Estudiantes, en función del colectivo al que pertenezca la persona que sufre el acoso.

En el apartado de acuerdos de colaboración se ha de señalar la aprobación de cuatro de carácter marco, que vincularán a la institución académica con el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música, con el Restaurante ‘Cocinandos’, y con las universidades Interamericana (México) y de Tirana (Albania). A ellos hay que añadir un convenio específico con la Junta Vecinal de Navatejera.

Han recibido también el plácet del Consejo de Gobierno un total de 22 cursos y talleres de extensión universitaria, que ofrecerán formación en ámbitos muy diversos, que van desde el manejo clínico de pequeños mamíferos a las habilidades de comunicación y debate, pasando por la cata avanzada de vinos o la forma de realizar un blog educativo paso a paso.

Hay que reseñar la aprobación del calendario laboral y la propuesta de la oferta pública de empleo para el Personal de Administración y Servicios (PAS), así como la dotación de al menos 15 plazas de profesor ayudante doctor, en el marco de los programas de ‘Excelencia’ y de ‘Atención a Necesidades Docentes’.

Director de la cátedra de estudios leoneses

El profesor José Ramón Morala es natural de la localidad leonesa de Palanquinos, y desde el año 2000 catedrático de Lengua Española en el Departamento de Filología Hispánica y Clásica de la Universidad de León (ULE). A lo largo de su trayectoria ha trabajado en diversos aspectos de la lengua española, generalmente relacionados con los campos diacrónico y diatópico.

Entre otros temas se ha interesado por la toponimia como fuente para la dialectología diacrónica, la lengua de la documentación medieval de la época de orígenes y la época alfonsí o la variación geográfica en el léxico de la vida cotidiana a partir de las relaciones de bienes de los siglos XVI-XVII. Fruto de esta línea de trabajo ha publicado o participado en la publicación de ocho libros así como ochenta artículos en revistas y monografías especializadas.

De gran interés resulta la tarea que ha desarrollado en los últimos años encaminada a la edición de un corpus de textos notariales inéditos, referidos a inventarios de bienes y procedentes del Siglo de Oro en todo el ámbito hispánico.

En el campo de la docencia, además de la habitual en grado, licenciatura o doctorado en su universidad, el ahora Director de la Cátedra de Estudios Leoneses ha participado en diversas actividades, de entre las que se puede destacar su colaboración regular en el Máster de Lexicografía de la RAE, un doctorado en la ULBRA (Rio Grande do Sul, Brasil) o cursos y seminarios en distintas universidades e instituciones, como la Fundación Duques de Soria o el Cilengua, de San Millán, o el Instituto de Estudios Hispánicos, en Amberes.

Finalmente hay que destacar que en diciembre de 2015 fue elegido ‘académico correspondiente’ en la reunión celebrada por el pleno de la Real Academia Española (RAE). Se trata de una categoría recogida en los estatutos de la academia desde 1859, que fue creada como un reconocimiento para personas distinguidas por sus investigaciones, estudios y publicaciones sobre materias relacionadas con la lengua o literatura españolas. Los ‘académicos correspondientes’ están organizados en tres categorías en función de su lugar de procedencia: españoles, hispanoamericanos y extranjeros.

Contenido Patrocinado

Fotos