José María Luego inauguró el Curso 2018 de la Academia de Farmacia

José María Luego inauguró el Curso 2018 de la Academia de Farmacia

El catedrático de la Universidad de León pronunció un discurso sobre los ‘Bioplásticos de origen bacteriano’, en un acto celebrado en Salamanca

LEONOTICIAS León

José María Luengo, catedrático de la Universidad de León (ULE), pronunció el pasado viernes el discurso de apertura del año académico 2018 de la Academia de Farmacia de Castilla y León, de la que es académico de número, en un acto solemne que se desarrolló en el Aula Salinas, edifico histórico de la ocho veces centenaria Universidad de Salamanca.

En su discurso, titulado ‘Bioplasticos de origen bacteriano’, el profesor Luengo, que dirige un grupo de la ULE pionero en este tipo de estudios que ha publicado trabajos en las más prestigiosas revistas científicas, glosó la importancia de esos biomateriales y puso de manifiesto sus múltiples aplicaciones clínicas, farmacológicas, ecológicas e industriales.

Los bioplásticos son materiales con propiedades semejantes a los plásticos de origen petroquímico, pero que se obtienen a partir de precursores sintetizados por los seres vivos (algodón, aceite de soja, celulosa, etcétera) y por tanto son biodegradables. Los hay también que están integrados por mezclas de éstos y de plásticos convencionales, lo que implica que son solo parcialmente biodegradables. Finalmente, un tercer grupo está constituido por unidades monoméricas sintetizadas por bacterias, poseen características y propiedades que recuerdan mucho a los plásticos convencionales, y además pueden ser degradados completamente.

Materiales biodegradables y biocompatibles

José Mª Luengo explicó en su intervención que los polihidroxialcanoatos (PHAs) poseen un futuro más prometedor debido a su estructura, características ficiso-químicas y aplicaciones que podrían reemplazar a los plásticos convencionales. Su importancia se encuentra en que poseen dos características esenciales: en primer lugar son biodegradables, “lo que implica que pueden ser eliminados tanto en condiciones aérobicas como anaeróbicas, sin dejar ningún tipo de residuos”, -afirmó-, y además son biocompatibles, es decir “materiales que pueden aplicarse en un ser vivo, hombre u otras especies, sin causar efectos nocivos”.

Estas características hacen que el interés por estos biomateriales haya crecido de forma exponencial, dadas sus múltiples e interesantes aplicaciones, entre las que Luengo destacó su empleo como materiales de empaquetamiento, en medicina y farmacia (fabricación de prótesis, placas óseas, reparación de cartílago articular, injertos, parches cardiovasculares, stents,etcétera).

También pueden activar la coagulación y actuar como antibacterianos, e incluso incidir en funciones cerebrales muy complejas, “incrementando la capacidad y velocidad de aprendizaje, y potenciando significativamente la memoria”.

A este respecto Luengo comentó que el grupo de investigación de la ULE “ha elaborado diferentes nanopartículas constituidas por PHAs que están siendo ya utilizadas como vehículos de fármacos con actividad antitumoral, ahntiinflamatoria, analgésica y antihelmíntica”.

Adicionalmente, los PHAs han sido utilizados en agricultura como potenciadores de cultivos inoculantes y vehículos de insecticidas, en Biología Molecular para purificar proteínas de interés biotecnológico, en Alimentación Animal como promotores del crecimiento en explotaciones ganaderas, en Bioenergética como biocombustibles, y en Ecología como herramientas biotecnológicas diseñadas específicamente para la purificación de aguas residuales.

Tomando como base todas las anteriores consideraciones, el catedrático de la ULE concluyó sus palabras insistiendo en que los PHAs “representan una alternativa real a los plásticos de origen petroquímico”, y comentó que el hecho de que sean biodegradables, y sus múltiples aplicaciones biotecnológicas que pueden solventar problemas ecológicos, clínicos, farmacológicos e industriales permiten afirmar que casi un siglo después de su descubrimiento en 1926 por Lemoigne, “los PHAs constituyen uno de los biomateriales más atractivos y con un futuro industrial más prometedor”.

Contenido Patrocinado

Fotos