Educación impulsa la contratación de 475 nuevos investigadores en las universidades de Castilla y León

Cientifico duarante un ensayo en el laboratorio./Gráfico
Cientifico duarante un ensayo en el laboratorio.

El gasto en actividades de investigación, infraestructuras, colaboración con empresas, transferencia de conocimiento y coordinación en ciencia y tecnología repunta un 86,8% en cinco años, al pasar de 23,9 a 44,6 millones

J. BENITO IGLESIAS

La Consejería de Educación impulsará la contratación de un total de 475 investigadores en las universidades publicas de Castilla y León en los próximos meses a través de varios programas que supondrán la cobertura de 224 plazas para técnicos de apoyo; 150 dirigidos a personal investigador predoctoral; 92 para investigadores posdoctorales y nueve plazas de 'investigadores distinguidos', una línea de ayudas para la contratación de científicos con carrera reconocida que se incorporan a los centros de la Comunidad para reforzarlos y fortalecerlos, según informaron a la agencia Ical fuentes de este departamento.

La línea de ayudas más cuantiosa y numerosa es la dirigida a la contratación de titulados universitarios y de Formación Profesional como técnicos de apoyo a proyectos de investigación ya en marcha en las universidades. En la convocatoria de 2017, que se publicó a finales de año, ya salieron 224 plazas y en 2018 se prevé un incremento importante en el número de ayudas, dado el éxito que ha mostrado en convocatorias anteriores. En total, la Consejería ha previsto destinar a esta iniciativa 17 millones de euros hasta el año 2020 y ha incorporado a la misma incluso fondos de otras Direcciones Generales que no han podido ejecutarse, dado que parte de la financiación procede de fondos europeos y es necesario «aprovecharlos al máximo», según indicaron fuentes de la Consejería.

El apartado de ayudas a la contratación predoctoral, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo, se dirige a que las universidades puedan contar con investigadores que estén cursando un programa de doctorado y que puedan de esta forma desarrollar un proyecto durante un plazo máximo de cuatro años. Así, durante 2017 se aprobaron 75 ayudas para contratar a jóvenes investigadores, nueve más que el año anterior, y a finales del primer semestre de 2018 se podrá contratar a otros 75 investigadores. Esta iniciativa suma una dotación de 5,6 millones de euros.

Otra línea de apoyo tiene que ver con contratación de investigadores postdoctorales vinculados a proyectos de investigación durante un periodo máximo de dos años desarrollados en una de las unidades científicas o grupos beneficiarios de ayudas Feder. A partir de la convocatoria de 2016, se contrató durante dos años a 46 personas con cargo al proyecto financiado, y en la convocatoria de 2017 se podrá contratar a otras 46 con estas ayudas siempre a solicitud de los grupos beneficiarios.

Finalmente, existe apoyo económico a la contratación de investigadores distinguidos vinculados al programa de fortalecimiento institucional de los centros públicos. Un total de nueve solicitudes se han presentado a la convocatoria que el pasado 6 de noviembre realizó la Consejería para que los grupos de investigación puedan presentar un plan o un programa estratégico de investigación que incluya la contratación de personal especializado y la Consejería espera resolver estas peticiones de forma paralela a la convocatoria similar que hace el Ministerio de Economía. La Junta ha previsto para esta iniciativa 3,8 millones de euros.

Gasto global en investigación

El sistema de apoyo a la investigación universitaria en la Comunidad intenta superar los destrozos de la crisis y en los últimos años casi se han duplicado las partidas de Educación destinadas a este fin. En concreto, en cinco ejercicios se ha pasado de 23,9 millones a 44,6 millones de euros tanto en apoyo a las actividades de investigación, como a infraestructuras científicas y transferencia de conocimiento entre la Universidad y la empresa, siempre según los datos facilitados a Ical por la Consejería de Educación.

Así, en el último quinquenio se ha pasado de 1,7 millones a 7,6 millones de euros en el apoyo a la actividad investigadora; de 11 millones a 19,7 millones en contratación de personal; de 8,9 millones a 12,3 millones en infraestructuras científicas; de 1,3 a 3,7 millones en transferencia del conocimiento entre universidad y empresa; y de 820.000 euros a 1,1 millones en coordinación en ciencia y tecnología.

Contenido Patrocinado

Fotos