La economía leonesa vive 50 años rezagada y urge un cambio de modelo basado en el conocimiento

Presentación del libro 'Diagnóstico de la provincia de León'. / S. Santos

La ULE edita un libro en el que 30 expertos, en su mayoría catedráticos, radiografían la evolución de León en medio siglo y constatan el lento crecimiento económico, muy por debajo que en España y la necesidad de dejar de poner énfasis en los recursos y apostar por sectores como el TIC

A. CUBILLAS León

La Universidad de León toma el pulso a León. Al León de ayer y al León de hoy. A lo largo de los últimos 50 años. Una radiografía analítica y crítica de la economía, del territorio y de la sociedad leonesa que se plasma en ‘Diagnóstico de la provincia de León’.

Un libro colectivo, que ha contado con 27 autores –en su mayoría catedráticos- y tres coordinadores, editado por la Universidad de León y que nace del primer ensayo de diagnóstico provincia elaborado en el año 1957.

En él, según han señalado sus coordinadores, que diferencia dos etapas, con la crisis de la Siderúrgica de Ponferrada como punto de inflexión, una fecha que pone el final de una época que pone su énfasis y sus esperanzas de futuro en el potencial de recursos naturales de la provincia.

La segunda etapa llega a nuestros días y está marcada por el auge de la construcción, que tira fortísimamente de la economía provincial, y que acaba con el colapso del crédito al que, en el caso de León, se le suma la crisis financiera y de la minería del carbón, la desaparición de algunas de sus entidades de créditos y las crisis inducidas sobre otros sectores, como el eólico.

Dos periodos en los que, con alguna excepción, se ha constatado que la economía de León se ha ido rezagando, registrando un crecimiento inferior al de la economía española. “León ha perdido relevancia económica y con ella ha arrastrado a su propia demografía, perdido población”, señala Roberto Escudero, coordinador del libro, que recuerda cómo al final del relato se centra en los esfuerzos de un León por intentar salir de una de las crisis más profundas que ha tenido.

La terapia

Es el diagnóstico de León al que le acompaña en este libro una receta. En un segundo bloque, los autores de este libro se han centrado en dar respuestas a las preguntas ¿qué se puede hacer? y ¿dónde hay que poner el énfasis ahora?, es decir, a describir las posibles terapias para impulsar la economía leonesa.

Así, se detecta la necesidad de un cambio de modelo económico, alejado de aquel en el que se ponía énfasis en los recursos naturales de la provincia, el arrastre del tirón de la construcción y la eclosión financiero. El futuro de León pasa, a juicio de estos expertos, por poner énfasis en el conocimiento.

“La economía de la provincia tiene que poner su énfasis en sectores como el de las TIC o como el químicofarmacéutico que compiten a partir de elementos de calidad, del conocimiento y de la investigación y, donde la Universidad, el Incibe, o el Centro de Supercomputación tienen un papel muy relevante de futuro”.

Un libro que este lunes se ha presentado oficialmente en el Edificio El Albéitar a cargo de sus tres coordinadores, Lorenzo López Trigal, Roberto Escudero y José Luis Placer, y que contó con la participación del rector de la Universidad de León y el presidente de la Diputación.

Un libro que de alguna forma, es un guante que puede recoger la sociedad y, en especial, los representantes empresariales, sociales y políticos para revertir la situación de León. Porque, a juicio de sus autores, aún hay posibilidades. “Los autores tienen esta doble perspectiva. Hay problemas y hay un potencial. Las cosas no serán fáciles pero pueden ser

Contenido Patrocinado

Fotos