El Bosque Didáctico de la Fundación Prada, ejemplo de sostenibilidad para los Erasmus Plus

El Bosque Didáctico de la Fundación Prada, ejemplo de sostenibilidad para los Erasmus Plus

110 alumnos de Secundaria de 8 países visitan el Bosque de Prada dentro de su estancia en León | También recorrieron los viñedos, interesados por la gestión de la agricultura ecológica

LEONOTICIASLeón

La Fundación Prada a Tope acogió en la mañana de este viernes a un grupo de 110 alumnos de seis países de la Unión Europea que están realizando el programa de intercambio Erasmus Plus en León.

El instituto leonés que acoge la iniciativa es el Antonio García Bellido, y los alumnos provienen de Italia, Lituania, Grecia, Polonia, Reino Unido, Croacia y Francia, además de un grupo de españoles.

El programa en el que participan se llama Ciudadanía Activa para el Aprendizaje Sostenible, que pertenece al afamado Erasmus Plus para estudiantes de Secundaria de la UE.

Dentro de las actividades previstas que se desarrollarán hasta mediados de abril estaba esta visita al Bosque Didáctico de la Fundación Prada a Tope como ejemplo de sostenibilidad y compromiso con el medio ambiente.

También visitaron la bodega, la fábrica de conservas artesanal y los viñedos, donde se interesaron especialmente por la gestión de la agricultura ecológica, en la cual el Palacio de Canedo ha sido una de las bodegas pioneras en la comarca.

En conexión con la filosofía de José Luis Prada de 100% natural, todos los vinos llevan contraetiqueta del Consejo de Agricultura Ecológica, y el resto de los productos y conservas se hacen siguiendo los mismos estándares de exigencia y calidad, algo que encajaba a la perfección con el perfil del alumnado que hace este programa Erasmus.

Luego recorrieron el bosque, donde conocieron de primera mano el proyecto de la Fundación de recuperación de más de 7 hectáreas de arbolado autóctono y su puesta en valor como un auténtico museo vivo al aire libre.

Las sendas con las que cuenta el bosque, así como los carteles informativos de las cuarenta variedades de árboles plantadas les ayudan a la interpretación del paisaje y a valorarlo como ejemplo de sostenibilidad y compromiso con las generaciones futuras, y más teniendo en cuenta que en este caso se ha hecho desde la iniciativa particular, la de José Luis Prada, que lo ha convertido en un espacio público de enseñanza, compromiso y ocio.

Cada variedad cuenta con información sobre el origen geográfico del árbol, usos dados a la madera, a los frutos y a las hojas a lo largo de la historia, así como las propiedades medicinales, leyendas, etc… El bosque, situado en la carretera entre Cacabelos y Arganza a la altura de Quilós, está abierto al público y el acceso es libre y gratuito todo el año.

Para la Fundación Prada es una satisfacción que nuestras iniciativas sean puestas como ejemplo de desarrollo sostenible y apegado al territorio en proyectos europeos como este Erasmus Plus.

Contenido Patrocinado

Fotos