Aprobada en León la propuesta de Norma Europa para la medición de polen y esporas en el aire

Aprobada en León la propuesta de Norma Europa para la medición de polen y esporas en el aire

Tras cuatro años de trabajo y reuniones en Viena, Berlín y París, el grupo de expertos realizó en la Universidad de León la corrección definitiva del documento

LEONOTICIAS

Expertos de varios países de Europa mantuvieron el pasado mes de febrero una reunión de trabajo en la Universidad de León (ULE), en la que se concretó una propuesta definitiva de estandarización para el método de muestreo aerobiológico, documento que describe los procedimientos a realizar por todas las redes relacionadas con las alergias respiratorias. Se trata de una Norma Europea (EN) que especifica el procedimiento a seguir para el muestreo y análisis continuo de la concentración de polen y esporas de hongos en el aire.

La reunión ha permitido la corrección definitiva del texto, que está basado en una norma italiana y es el fruto de más de cuatro años de trabajo y discusiones científicas. Ahora, una vez supere la revisión de los expertos de Afnor (ente de normalización de Francia), pasará a ser votado por los miembros del Comité Europeo de Normalización (CEN), para su aprobación definitiva (previsiblemente en septiembre de 2018).

El grupo de expertos ha estado integrado por investigadores de Francia, Alemania, Italia, Austria y España: Thibaudon M., Monnier S., Röseler S., Hofmann F., Bonini M., Mandrioli P, Galán C. y Delia Fernández González, (del Departamento de Biodiversidad y Gestión ambiental de la Universidad de León), y que han contado con el apoyo de AFNOR a través de Lhuillery C.

Delia Fernández explica que el personal y las Instituciones que realizan las predicciones polínicas tienen una responsabilidad científica y de salud pública. «Una información sobre la concentración de polen en el aire es una guía para la prevención de alergias con una influencia directa en las personas enfermas de polinosis y en su calidad de vida».

Por ese motivo afirma que «no se debe arriesgar su estado de salud a causa de previsiones inadecuadas, intereses financieros o rutinas deficientes del trabajo cotidiano en la evaluación de los datos del polen y de todos los procesos involucrados (equipos y su mantenimiento, preparación y análisis de las muestras, identificación del polen, etc.)».

El 20% de la población europea sufre alergias respiratorias

La importancia del proceso que ha culminado en la reunión celebrada en la Universidad de León queda de manifiesto si se considera que en Europa, aproximadamente el 20% de la población sufre alergias respiratorias debidas al polen y/o a las esporas de hongos.

Para el muestreo y análisis de dichas partículas biológicas, que están presentes en el aire y causan impactos en la salud a varios niveles, se utilizan diferentes metodologías y procedimientos. Hasta el momento actual, los equipos de muestreo han sido muy diversos en algunos países, así como el análisis de las muestras basado en la identificación y el recuento de granos de polen y esporas de hongos a microscopía óptica.

En algunos Estados de la Unión Europea, los granos de polen y las esporas de hongos se consideran contaminantes atmosféricos igual que otras partículas suspendidas en el aire (PM10 o PM 2,5). La European Aerobiology Society (EAS), en coordinación con la International Association for Aerobiology (IAA), gestiona los problemas que se plantean en los muestreos, análisis, controles de calidad, desarrollo e información aerobiológica.

Hay que tener en cuenta que, tal y como apunta Delia Fernández, «la información sobre la concentración de polen y esporas en la atmósfera no solo juega un papel importante en la Aerobiología, sino también en otras disciplinas y campos de aplicación, como la biodiversidad, agricultura, silvicultura, fitopatología, meteorología, climatología, ciencias forenses, bioterrorismo y salud (sensibilización y alergia)».

Por todas estas razones y a iniciativa de Michel Thibaudon, anterior Presidente de la Sociedad Europea de Aerobiología (EAS), se propuso la creación de la Norma Europea y para ello se creó un comité de expertos (CEN/TC 264 WG39 -Air quality). La reunión preparatoria se llevó a cabo en Paris los días 29 y 30 de octubre de 2013. Posteriormente se han realizado otras 3 reuniones en Viena, Berlín y Paris, en las que el borrador inicial se ha ido modificando a partir de las sugerencias y opiniones de redes de aerobiología europeas y de miembros del CEN.

El último borrador fue debatido y finalmente aprobado por el comité técnico en León, durante los días 22 y 23 de febrero de 2018, y ha traído consigo la definitiva propuesta de estandarización del método de muestreo aerobiológico para polen y esporas, que contempla la utilización de un captador volumétrico tipo Hirst (o algún método equivalente, que asegure datos comparables), y describe los procedimientos a realizar por todas las redes relacionadas con las alergias respiratorias.

Contenido Patrocinado

Fotos