La ULE adquiere equipos tecnológicos para potenciar su laboratorio de radiometría

La ULE adquiere equipos tecnológicos para potenciar su laboratorio de radiometría

La incorporación de nuevos radares y antenas hacen posible mejorar las labores de docencia, investigación y de colaboración con las empresas del sector

LEONOTICIAS

El Laboratorio de Radiometría de la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial de la Universidad de León (ULE) ha incorporado en las últimas semanas varios radares y antenas a su dotación de material de alta tecnología, con un coste aproximado de unos 13.000 euros, que le han convertido en una de las instalaciones punteras a nivel nacional en este ámbito de conocimiento e investigación.

Hace apenas dos años que se puso en marcha este laboratorio, gestionado por los profesores Carlos Fernández López y Luis Felipe Blázquez Quintana, y que nació con el triple objetivo de mejorar la formación práctica de los alumnos de ingenierías de la ULE, (especialmente de aeroespacial y del máster en ingeniería aeronáutica), hacer posible la investigación en un área que constituye un importante polo de desarrollo en la provincia de León, (y que ya cuenta con la presencia de numerosas compañías del sector), y finalmente, y como consecuencia de lo anterior, potenciar la cooperación universidad-empresa.

Radar, receptores y transmisores de última generación

Las más recientes adquisiciones de material han dotado al laboratorio de un Receptor NV08C-RTK-A-EVK de navegación por satélite, diseñado específicamente para su uso en aplicaciones de alta precisión y bajo costo y consumo de energía; el Radar Broadband 4G de tecnología de estado sólido, que produce una imagen precisa de forma inmediata y realiza seguimiento de objetivos Marpa con un alcance de hasta 60 km; el Receptor SBS-3 que permite controlar numerosos flujos de audio y datos simultáneos de forma remota o in situ, procesar transmisiones y presenta en pantalla la altura, identificación y posición de los aviones, mostrando el tráfico aéreo de la región hasta una distancia de aproximadamente 400 km y, finalmente, el Transmisor-receptor HarkRF One, una plataforma de código abierto que opera conectado a una antena telescópica ANT500, y que sido diseñado para permitir la prueba y el desarrollo de tecnologías de radio modernas y de próxima generación. A todo ello hay que unir un Receptor SDR Airspy R2 y un convertidor Spyverter.

El acto de presentación de este importante material contó con la presencia del Vicerrector de Gestión de Recursos e Infraestructuras de la ULE, Adolfo Rodríguez de Soto, el Director de la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeronáutica, Ramón Ángel Fernández, los Subdirectores, Joaquín Barreiro e Inmaculada González, y representantes de empresas del sector, como TRESCA INGENIERÍA S.A. (Francisco Carro de Lorenzo), INDRA SISTEMAS (Fernando Aller Sánchez) y RECEFIL (Héctor Rubio Crespo), que mostraron su interés por este equipamiento puntero que va a facilitar el trabajo conjunto en proyectos de colaboración.

También asistieron numerosos alumnos de ‘Radiometría de sistemas de Navegación’, de primer curso del Máster de Aeronáutica, así como personal de la escuela, que podrá maximizar el aprovechamiento del laboratorio con la realización de trabajos fin de grado, fin de máster y tesis doctorales.

Grandes posibilidades

Hay que destacar que la presentación de varios de los equipos (concretamente de los receptores SBS-3, Airspy R2, SpyVerter y HackRF One) fue realizada por Víctor Rivero Díez, alumno del Máster en Ingeniería Industrial, que ha realizado su trabajo de Fin de Máster con dichos equipos, lo que constituye un excelente ejemplo del uso del laboratorio para potenciar la labor docente, formativa y de investigación.

Entre las múltiples posibilidades que se abren con el nuevo material incorporado al Laboratorio de Radiometría de la ULE destacan las prácticas de seguimiento de tráfico aéreo que permiten los nuevos receptores, que son capaces de monitorizar la situación y trayectoria de los aviones que se encuentran en el espacio en un área de cerca de cuatrocientos kilómetros en torno a León. Los datos se obtienen en tiempo real y se pueden observar de forma instantánea en las pantallas, lo que va a permitir a los alumnos mejorar su formación práctica y desarrollar investigaciones y trabajos de toda índole, sin necesidad de emplear simulaciones.

Se trata, en suma, de un equipamiento puntero que potencia las posibilidades formativas, docentes y de investigación de la Universidad de León (ULE), en un sector estratégico, de notable crecimiento y grandes posibilidades de generación de riqueza y empleo. La apuesta de la ULE por esta iniciativa queda avalada además por la próxima ampliación del Laboratorio de Radiometría con nuevos equipos GNSS que tendrán un coste estimado de unos 5.000 euros, y que incrementarán la calidad de las instalaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos