Leonoticias

CSIF denuncia que el informe del Consejo de Cuentas contiene «errores perjudiciales» para la ULE

  • Este sindicato exige la retirada del Informe Comparativo sobre las Universidades Públicas de Castilla y León, ya que contiene fallos como «un número menor de matriculados en grados como el de Historia»

CSIF León exige la retirada del Informe Comparativo sobre las Universidades Públicas de Castilla y León, aprobado por el Pleno del Consejo de Cuentas de Castilla y León el pasado 13 de octubre de 2016, para que sea revisado en su totalidad, debido a los «graves errores que maneja», como el de señalar menos número de alumnos matriculados en algunos grados de la Universidad de León, lo que lleva a recomendar la supresión de la titulación de Historia.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de León advierte que el Informe Comparativo sobre las Universidades Públicas de Castilla y León no refleja la situación actual de las cuatro universidades públicas de la Comunidad, «puesto que se basa en datos en muchos casos obsoletos y, desde nuestro punto de vista, comete inexactitudes de importante calado».

Así lo asegura el responsable de Universidad de CSIF León, Antonio Barreñada, añadiendo que «no podemos compartir la recomendación que se realiza a lo largo de todo el Informe», y que se reitera insistentemente en las conclusiones, de que la ordenación del Mapa de Titulaciones de las Universidades Públicas debe basarse fundamentalmente en criterios de rentabilidad económica, olvidando los de carácter social, una de las misiones básicas de cualquier servicio público.

Por ello, CSIF reclama «que no se tengan en cuenta ninguna de las conclusiones ni recomendaciones realizadas por el Consejo de Cuentas», en relación con la reordenación de las titulaciones en las universidades públicas en Castilla y León, y más concretamente de la Universidad de León.

Los datos sobre alumnos de nuevo ingreso que maneja el informe no coinciden con los facilitados por la Universidad de León. Así, en relación con el Grado en Historia, mientras el informe indica 11 alumnos nuevos en el Curso 2015/2016, la propia universidad leonesa aumenta el número hasta 37. Pero lo grave es que ese número de 11 lleva al informe a considerar deficitario ese grado de Historia, y a recomendar el inicio del procedimiento de supresión de esa titulación.

En el Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos, el informe apunta que ingresaron 4 alumnos, cuando los datos de la Universidad contabilizan 44. A pesar de esa exigua cifra que se reconoce, ese Grado no se ha incluido entre los deficitarios porque los promedios de los años tomados en consideración salvan la titulación de Relaciones Laborales. Con todo, ya que se imparte simultáneamente en otros 4 campus, además de León y Segovia, el informe deja entrever, aunque no diciéndolo claramente, que estos dos últimos Grados tienen problemas de matrícula.

Barreñada lamenta que la reordenación universitaria propuesta se justifique en base a una normativa anulada el 17 de abril de 2005, por sentencia del Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, concretamente la Orden EDU/213/2014, de 27 de marzo.

Otro error importante que CSIF ha detectado es la confusión reiterada de los términos ‘demanda de titulaciones’ con ‘alumnos de nuevo ingreso’, que se identifican.

«Pero entendemos que no es lo mismo, pues en la Universidad de León hay titulaciones altamente demandadas, y que no pueden dar cabida a todas las solicitudes de ingreso y, sin embargo, el Consejo soslaya esa realidad y considera como demanda el número de alumnos finalmente inscritos, desconociendo, al parecer, que hay unas Memorias de Verificación que impiden matricular a más alumnos, a pesar de existir su demanda. El ejemplo serían los estudios de Ciencias de la Salud como bien es conocido», indica el responsable de Universidad de CSIF León.