Leonoticias

La escultora Vegonha Rodríguez presenta 'Me pesan las raíces' en el XXIII Hall Transdormado

La escultora Vegonha Rodríguez presenta 'Me pesan las raíces' en el XXIII Hall Transdormado
  • La Facultad Filosofía y Letras alberga esta intervención artística que Roberto Castrillo, coordinador de la edición, califica de «naturaleza liberadora»

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

El hall de la Facultad de Filosofía y Letras acoge durante octubre y noviembre, la XXIII edición de ‘El Hall Transformado’, en la que participa la artista Vegonha Rodríguez con una intervención espacial presentada bajo el título ‘Me pesan las raíces’. La propuesta convierte el vestíbulo de la Facultad de Filosofía y Letras en un delicado bosque donde las piedras, las ramas, las raíces y las telas evocan un espacio frágil que invita a pasear y disfrutar.

Vegonha Rodríguez es una artista que llega a la escultura por casualidad. Se matriculó en la Escuela de Arte de León con la intención de continuar con los estudios de interiorismo en Oviedo, pero tras trabajar el barro y el volumen decidió cambiar de rumbo y se trasladó a Valladolid para realizar el ciclo de Moldeado y Vaciado en la Escuela de Arte de la ciudad. Comenzó su trayectoria artística modelando y haciendo obra cerámica, pero pronto dio el salto a otros materiales como piedras, metales y telas. Ahora llega al Hall Transformado con una propuesta donde impera su interés por la naturaleza.

En palabras de Roberto Castrillo, coordinador de la iniciativa del Hall Transformado y profesor de Historia del Arte de la ULE, Vegonha Rodríguez recrea un bosque colorista «salpicado de estímulos plásticos, un jardín pintoresco generador de hermosas experiencias sensoriales. Un contrapunto estético a la poderosa simetría monócroma del edificio. Los árboles y figuras que conforman este lugar apacible y melancólico aparecen como elementos frágiles y esbeltos que invitan al espectador a recorrerlo con lentitud y receptividad al diálogo que propone la artista».

La finalidad de la propuesta de Vegonha Rodríguez es sumergir al espectador «en un espacio propicio para la introspección individual y el deleite visual», destaca Roberto Castrillo quien supervisó la minuciosa instalación de la obra ‘Me pesan las raíces’ el pasado viernes en la Facultad. «La metamorfosis entre elementos naturales y artificiales articulados orgánicamente vuelve a ser el recurso creativo y método de expresión plástica escogido por su autora. En las ramas de los finos troncos de chopo, que constituyen la primera sección de la obra, se cobijan como nidos unas estructuras de varilla metálica cuyas siluetas dibujan esquemáticas arquitecturas de cuyas aristas cuelgan lanas de colores a modo de raíces que las implantan en el suelo». A este primer grupo de árboles le sucede un segundo espacio donde los árboles desaparecen, quedan únicamente las esculturas suspendidas que dejan móviles flotando en el espacio del vestíbulo.

La naturaleza es para Vegonha Rodríguez el lugar donde no existen condicionamientos, prejuicios o complejos. «Es un espacio para la liberación del espíritu del individuo frente a las normas morales que cohíben el comportamiento y pueden llegar a determinar las conductas singulares», explica Castrillo al tiempo que valora cómo ese sentido catártico de la obra invita al espectador a realizar un recorrido «introspectivo hacia el encuentro con sus propios tabúes y convencionalismos sociales y culturales. Las raíces fijan y nutren a los seres vivos que las desarrollan, los identifican con su lugar, pero al mismo tiempo detienen y atenazan su capacidad para transitar por otros lugares. La insistencia en ellas empobrece y reduce hasta la mezquindad más absoluta toda capacidad de empatía y sociabilidad. Las raíces pesan e impiden el movimiento y la transformación».

La artista sugiere a quienes estén dispuestos a habitar este bosque que existe una posibilidad de «liberación a través del espacio poético; por ello, de los árboles penden sobres vacíos dispuestos a albergar palabras que describan aquello que impide a cada sujeto desplazarse hacia espacios abiertos», concluye Roberto Castrillo.

Me pesan las raíces’ se mantendrá expuesta en el Hall de Filosofía y Letras hasta el 3 de diciembre y el próximo miércoles a las 13:00 horas tendrá lugar una performance de presentación de la obra con la participación de alumnos de la Facultad.