Leonoticias

vídeo

Uno de los maceros, durante el acto de inauguración del curso. / Noelia Brandón

Año de retos, curso de ilusiones

  • La Universidad de León celebra en el Aula Magna San Isidoro su apertura del curso universitario, dejando patente lo ilusionante del horizonte que afronta la institución académica

Los comienzos siempre tienen aires de cierto nerviosismo y esperanza por lo nuevo. La Universidad de León ha abierto de forma solemne el curso académico 2016/2017, un nuevo año de estudios por delante en los que la institución académica leonesa afronta varios retos de enjundia. «Lo afrontamos con cierta ilusión pero también con ganas de sacar adelante todos los proyectos que hemos iniciado y los que se pondrán en marcha». Entre ellos, destaca el acuerdo entre la ULE y la Consejería de Medio Ambiente para instalar en el Campus de Vegazana la calefacción con energía procedente de la biomasa. «Así abarataríamos costes, además de ser más sostenibles».

  • La ULE vuelve a las aulas

Un nuevo curso en el que, según Marín, las clases tendrán más público que en el pasado año académico (al menos sobre el papel): «La matrícula de grado es ligeramente superior a la del año pasado, e incluso aquellas titulaciones que más peligro tenían han incrementado el número de alumnos, como Agrícolas y Minas». Serán cerca de 1.700 los nuevos alumnos que pasen a formar parte de la nómina de estudiantes de la institución académica leonesa.

La cita contó con la presencia, además de diversos rectores de la Comunidad, del consejero de Educación Fernando Rey, que manifestó que «este es un año interesante, ya que en Castilla y León hemos firmado el acuerdo de titulaciones, que permitirá crecer a la ULE y nos obligará a pensar titulaciones nuevas e innovadoras que tengan que ver con las fortalezas de la Universidad».

El nuevo calendario se somete a la realidad

Preguntado por la implantación del nuevo calendiario, Juan Francisco García Marín defendió que «va bien», aunque «es pronto para decirlo, hay que esperar a que el curso termine, ya que tendremos que hablar con todos los centros para acordar un calendario que sea pertinente para las necesidades todos».

Con respecto a otra de las novedades, el pacto educativo, esgrimió que «nos sirve de base para hacer un trabajo de futuro, se han sentado las bases y ya no es cuestión de discutir cada día, por lo que es muy bueno y nos dará la oportunidad de hacer las cosas de forma más razonable».

Las tasas, más cerca de la reducción

Las reducción de tasas siempre está encima de la mesa y Marín defendió que el consejero de Educación, Fernando Rey, conoce la opinión de los rectores de la comunidad: «No tengo que recordárselo porque ya nos ha manifestado que tiene que hacer un esfuerzo para el año que viene. Creemos que es importante que comience a hacerse, aunque la reducción no sea muy elevada».

El Aula Magna San Isidoro fue el escenario de la apertura del nuevo curso académico, en el que las autoridades de todo signo dieron apoyo a un año en el que la Universidad de León afronta varios retos de futuro que marcarán los próximos años de la institución académica.