Las sensaciones también curan

El CRE de San Andrés revela las bondades del 'Snoezelen', una terapia en la que se busca llegar a niveles óptimos de relajación por medio de estímulos sensoriales

Uno de los estímulos visuales que se utilizan. / Noelia Brandón
NACHO BARRIO San Andrés del Rabanedo

Que las sensaciones pueden curar parece una obviedad. La relajación y la estimulación ayuda a pasar los males y sobre esta base ha trabajado el Insitituto de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid en continua colaboración con el Centro de Referencia Estatal de San Andrés del Rabanedo. Y era momento de explicarlo.

Se trata del 'Snoezelen', una terapia que ya se desarrolla en el CRE y con la que, en una sala multisensorial, «se busca si las ondas cerebrales llegan a unos puntos determinados con los que se alcanza la relajación», explicaba la directora, Maria Teresa Gutiérrez.

El doctor de la Universidad de Valladolid, Jesús Pozas, expuso la valoración realizada en esta terápia no farmacológica, «procesando las señales cerebrales con una serie de métodos».

Una investigación «en continuo desarrollo», buscando poder llegar al diseño efectivo de este tipo de terapias. ‘Snoezelen’ es una contracción en holandés de dos palabras ‘snuffelen’ y ‘doezelen’ que significan oler y relajar, respectivamente. Esta terapia se desarrolla en una sala de carácter multisensorial, donde la relajación puede desarrollar el máximo potencial de las habilidades emocionales, sociales e intelectuales.

Una terapia con la que buscar una alternativa a los fármacos sin rechazarlos, tratando de que la ciencia ayude una vez más a que la vida de los miembros del CRE sea mejor cada día.

Pero... ¿Qué es el 'snoezelen'?

Con esta palabra, se hace referencia a una intervención global, destinada a proporcionar a las personas estímulos sensoriales que les faciliten una sensación de bienestar a partir de estimulación o relajación, según los objetivos.

Muchas civilizaciones han utilizado la estimulación multisensorial (antiguo Egipto, celtas, godos, romanos, griegos, culturas orientales,...). Todos ellos desde diferentes perspectivas: masajes, aromaterapia, música, colores,..., han ido trabajando los sentidos y su estimulación y relajación para conseguir un bienestar y un placer para la persona. (Fuente: Asociación de Estimulación Sensorial y Snoezelen).

Contenido Patrocinado

Fotos