Leonoticias

La solución a la calvicie está en la impresión 3D

Uno de los investigadores de L'Oreal.
Uno de los investigadores de L'Oreal. / RC
  • L'Oréal y Poietis se unen para poner freno a la pérdida de pelo gracias a la creación de cabello con una bioimpresora en tres dimensiones

Durante el año, los hombres y las mujeres pierden de media entre 100 y 150 cabellos, que son repuestos por pelo nuevo. Sin embargo, el otoño no es la mejor época para grandes cabelleras ya que la caída aumenta en comparación con otras estaciones.

En esta época se produce lo que los expertos denominan 'defluvio telógeno', una fase en la que el cabello entra en reposo y caída y que en 2-4 meses deja paso a un cabello en fase de crecimiento y fortaleza. Si el cabello no se repone, aparece la temida alopecia androgénica.

La calvicie ha generado gran cantidad de millones en la industria, un mercado en el que ha decidido aterrizar la tecnología. Aunque no es el primer intento, L'Oréal y Poietis, dos empresas galas, se han unido para "imprimir un folículo piloso con una bioimpresora". Hace cerca de 30 años que L'Oréal invierte en ingeniería tisular con realizaciones industriales en el campo de la piel y posee un conocimiento y una experiencia únicos en el campo de la biología del cabello.

"Nuestro objetivo para el futuro es ser capaz de probar moléculas innovadoras que utilizan sistemas de folículos creados in vitro, sino también para aumentar nuestra comprensión de los procesos clave detrás de fenómenos como el envejecimiento del cabello, pérdida y crecimiento", explica a este periódico Julien Demaude, jefe del grupo de evaluación de modelos predictivos de L'Oréal Research.

Los folículos capilares son los órganos que producen el cabello. Hay alrededor de 150.000 en la superficie del cuero cabelludo humano. "Se trata de uno de los órganos más complejos del cuerpo humano, debido tanto a su estructura como a su comportamiento. Su complejidad estructural se debe a la presencia de más de quince tipos de células en cada folículo", asegura Bruno Bernard, experto en biología del cabello de L'Oréal.

La colaboración entre ambas compañía pretende "imprimir" estos tejidos biológicos a través de un láser desarrollado por Poietis que permite colocar las células en 3D con una gran precisión.

"La dificultad radica en la complejidad de este cuerpo con quince tipos de células y una organización de alta complejidad. Nuestra tecnología 4D asistida por láser bioimpresión es un verdadero avance en el control del espacio y el tiempo, gracias a sus ventajas sobre otras tecnología", comenta Bruno Brisson, cofundador de Poietis.

Folículos impresos

Esta bioimpresión única se lleva a cabo mediante depósitos sucesivos de microgotas de tintas biológicas que contienen algunas células, capa a capa, por medio de un barrido rápido del rayo láser. El tejido biológico vivo así creado entra a continuación en un proceso de maduración de alrededor de tres semanas antes de ser explotable para los tests. Esta tecnología exclusiva podría desembocar en la obtención de un folículo funcional capaz de producir cabello, objetivo conjunto de ambas empresas. Este conocimiento único asociado al de L'Oréal en al campo de la biología del cabello permite entrever posibilidades reales de reproducir el folículo por bioimpresión.

"Estamos muy orgullosos de formar equipo con L'Oréal. La adopción de nuestra tecnología por parte de una empresa conocida a nivel mundial es un gran paso para Poietis", declara Fabien Guillemot, presidente de la compañía. "La colaboración con L'Oréal debería desembocar en el desarrollo de aplicaciones innovadoras en ingeniería tisular", añade Brisson.

La colaboración plurianual de Poietis y L'Oréal para llevar a cabo de manera conjunta investigaciones en biología e ingeniería del cabello permitirá con el tiempo abrir nuevos campos en el conocimiento del cabello y disponer de test de eficacia exclusivos sobre muestras de cabello "impresas" a partir de células.