Los usuarios aspiran a que los móviles les ayuden a decidirse

Cerebro./Afp
Cerebro. / Afp
INTERNET

Un estudio revela la gran semejanza entre la inteligencia humana y la artificial

J. A. G.Madrid

En 1956, el informático John McCarthy creó el término inteligencia artificial, seis décadas después esta expresión está alcanzando su máxima expresión. McCarthy la definió como "el ingenio de hacer máquinas inteligentes".

Años de trabajo que han llegado a equiparar el cerebro humano y la inteligencia artificial, según un informe de Huawei Consumer Business Group. Investigación que revela que la mayoría de europeos "no son conscientes de las decisiones que toma cada día", explican. "lo que da buena muestra de la intensa actividad que realiza nuestro cerebro sin que nosotros tengamos que activarlo conscientemente".

El consenso en la comunidad científica es que el cerebro humano toma aproximadamente 35.000 decisiones1 al día. Sin embargo, este nuevo estudio, que incluye encuestas a 10.000 ciudadanos europeos, desvela que solo somos conscientes del 0,26% de estas decisiones, ya que los encuestados creen tomar una media de tan solo 92 decisiones cada día.

El estudio señala cómo los usuarios aspiran a que sus smartphones les ayuden a tomar decisiones y a hacer sus vidas más sencillas. Casi la mitad de los encuestados afirma que les gustaría recibir alternativas creativas para cocinar la comida de su nevera, mientras que el 43% afirma que le gustaría recibir notificaciones automáticas sobre sus viajes. Un 39% asegura que le gustaría que su smartphone le ayudase a aprender otros idiomas; un 38% apunta que le gustaría que le ayudase a hacer mejores fotografías y un 31% que le recomendase nuevos músicos que puedan gustarle.

"Este estudio demuestra cómo la inteligencia humana funciona exactamente igual que la artificial, operando en segundo plano para permitirnos hacer todo cuanto hacemos", detalla Walter Ji, presidente de Huawei Consumer Business Group en Europa Occidental.

El estudio demuestra que la media de usuarios considera que mira su teléfono 22 veces al día, cuando en realidad son 76 veces.

La discrepancia entre el número de decisiones que se toman y las que se creen tomar también queda patente cuando nos estamos preparando para salir a la calle: el estudio desvela que creemos que solo pasamos una media diaria de 8 minutos decidiendo qué ponernos, cuando en realidad pasamos el doble de tiempo, con una media de 17 minutos.

"Los resultados de este estudio dejan muy patente el increíble potencial y capacidad tanto del cerebro como de la tecnología de IA. La Inteligencia Artificial replica el proceso de toma inconsciente de decisiones, de ahí que tenga tantísimo potencial para mejorar nuestra capacidad para decidir y, por tanto, nuestra felicidad", sentencia Paul Dolan, catedrático de ciencias del comportamiento del Departamento de Ciencias Psicológicas y del Comportamiento de London School of Economics and Political Science.

Contenido Patrocinado

Fotos