Uno de cada diez mensajes en la red es ciberacoso

Los padres deben vigilar los dispositivos de sus hijos./Archivo
Los padres deben vigilar los dispositivos de sus hijos. / Archivo
INTERNET

El acoso escolar en internet se realiza frecuentemente a través de WhatsApp, Instagram o Facebook

INNOVA+Madrid

El ciberacoso es uno de los aspectos más peligrosos relacionados con las nuevas tecnologías y los más jóvenes. Según Panda Securities, uno de cada diez mensajes a través de las redes sociales podría ser catalogado como acoso en la red.

"La mayoría de los padres teme que alguno de sus hijos pueda ser víctima de ciberacoso", comenta el Global Consumer Operations Manager en Panda Security, Hervé Lambert. Una preocupación de los padres que, en algunos casos, se encuentran además sin saber si sus hijos son víctimas o acosadores en esa interacción.

Según destaca Panda Security, uno de cada cuatro casos de acoso escolar se comete a través de alguna plataforma digital como WhatsApp, Instagram o Facebook.

Los padres deben auditar lo que hacen sus hijos en entornos virtuales. "Así y solo así nos evitaremos disgustos que se evitan con un control rutinario", advierte Lambert.

La auditoría de los dispositivos tiene que entenderse como parte de las rutinas educativas que los padres tienen con sus hijos. Al igual que hay que preguntarles a la vuelta del cole si tienen deberes, hay que mirar en su móvil con total normalidad, apuntan desde Panda Security.

No se trata de mirar el teléfono o el ordenador de los menores de una forma inquisitiva, sino de enseñar a los hijos que subir o compartir contenido a las redes sociales en los que se mofan de otro niño, "es una actitud totalmente inaceptable", afirman desde la compañía de seguridad.

Los videojuegos son también una potencial fuente de acoso. Al tener conexión a Internet, los niños puedan hablar con otros chicos de su edad sin que sus padres se enteren.

Contenido Patrocinado

Fotos