En 2020 la mitad de los trabajadores serán «móviles»

Presentación del informe en Londres./RC
Presentación del informe en Londres. / RC

Un informe de Samsung muestra las dificultades de colaboración entre grandes empresas y startups, pero también revela la «necesidad urgente» de hacerlo

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZLondres

El 77% de los empleados en grandes compañías y el 60% de las pequeñas creen que la tecnología cambiará la manera de trabajar en el futuro. Pero no hay que esperar al futuro. La tecnología ha cambiado en los últimos años los ritmos, la modalidad y las convergencias entre grandes y pequeñas empresas, aunque no siempre con los efectos deseados.

El informe 'Big and Small: How to do bigger things in business' apunta la necesidad “urgente” de reforzar la colaboración entre grandes empresas y startups para “alcanzar el éxito en la era digital gobernada por los datos”. Sin embargo, a pesar de esta “necesidad”, el estudio pone de manifiesto una creciente “brecha de productividad” en las grandes corporaciones y una falta de conocimientos de seguridad de los datos entre las pequeñas.

Las compañías de mayor tamaño son ahora “menos productivas que hace una década”. “Necesitamos gente en las multinacionales que entiendan la disrupción que supone el momento porque aunque es positivo, hay que romper procesos”, señaló Kevin Breen, fundador de CyberActive Limited, durante la presentación en Londres del estudio encargado por Samsung. Una de las posibles soluciones es la colaboración entre ambas y aunque más de la mitad de las 500 mayores compañías cotizadas del mundo trabaja actualmente con startups para estimular la innovación, el estancamiento existente en productividad pone de manifiesto una “falta de comprensión sobre cómo beneficiarse de la mentalidad startup”.

«Grandes y pequeñas empresas se han dado cuenta de que su éxito depende de la capacidad que tengan para colaborar entre ellas»

«Grandes y pequeñas empresas se han dado cuenta de que su éxito depende de la capacidad que tengan para colaborar entre ellas» Phil Lander, director de B2B en Samsung Europa

El informe alerta de que para sobrevivir en la era del “darwinismo digital”, en la que nuevas tecnologías como la movilidad, el Internet de las Cosas (IoT) y la inteligencia artificial transformarán radicalmente a las empresas, las compañías de todos los tamaños se enfrentan a una “imperiosa necesidad de aprovechar la tecnología para mantener su competitividad”. Phil Lander, director de B2B en Samsung Europa, aseguró durante la presentación que las grandes empresas y las pequeñas startups “se han dado cuenta de que su éxito depende de la capacidad que tengan para colaborar entre ellas”, y que la verdadera colaboración “debe ir más allá de la firma de un acuerdo”.

Así, Lander explicó que la tecnología “puede formar parte de la solución”, al permitir que las grandes empresas colaboren con las startups de forma satisfactoria y segura. Eso sí, los datos de este informe realizado por la firma analista CCS Insight indican que solo el 27% de las startups cita la seguridad de los datos entre los tres principales preocupaciones, mientras que la cifra sube hasta el 50% en el caso de las grandes empresas. Esta situación, frecuentemente influida por los costes, es “preocupante” puesto que el número de ciberataques a empresas continúa aumentando.

Trabajadores «móviles»

Pese a la necesidad de convergencia, el informe también revela que las pequeñas startups muestran enfoques radicalmente diferentes respecto a la inversión en tecnología móvil, que es cada día más importante debido a la prevalencia del trabajo móvil. Una tercera parte de los trabajadores en países desarrollados se encuentra actualmente en la categoría de “trabajador móvil” y para 2020 el 48% de la fuerza laboral en las economías en desarrollo también será clasificada como móvil, un porcentaje que alcanzará el 70% entre las pequeñas empresas.

«Aunque la agilidad de las startups es importante para las grandes empresas, no solo hay que centrarse en eso»

«Aunque la agilidad de las startups es importante para las grandes empresas, no solo hay que centrarse en eso» Anthony Bruce, HR Consultantcy en PwC

A nivel económico, esta falta de entendimiento puede acarrear graves consecuencias. El estudio asegura que una empresa pierde de media un cuarto de su productividad debido al “lastre” de la organización como los procesos establecidos, las tecnologías obsoletas, las limitaciones de los costes de TI y los crecientes problemas de seguridad. Esto equivale a una pérdida anual de 3.000 millones de euros solo en Estados Unidos.

Desde un punto de vista más positivo, Anthony Bruce, HR Consultantcy en PriceWaterhouseCoopers (PwC), explicó en la presentación que “para 2030 todo colaborará con la tecnología” y los problemas actuales “no existirán”. Bruce aseguró que aunque la agilidad de las startups es importante, “no solo hay que centrarse en eso”. Sin embargo, Marie Puybaraud, responsable de investigación en JLL Corporate Solution, afirmó que la agilidad es “crucial” y señaló la importancia de “empoderar” a los trabajadores para funcionar en un nuevo ecosistema.

Fotos