El 'ciberpopulismo' aparece como nueva lacra a combatir para la ciberseguridad nacional

Las autoridades, momentos antes de la apertura del Summer Boot Camp. / Campillo / Sandra Santos

El Summer Boot Camp concentra a 300 personas procedentes de 29 países en León constituyendo un polo de atracción del talento mundial en la lucha contra el delito en internet

NACHO BARRIOLeón

El Auditorio Ciudad de León era un continuo ir y venir de personas en la mañana del martes, y es que la ocasión no era para menos. La última edición del Summer Boot Camp concentraba a más de 300 expertos y curiosos en el mundo de la seguridad, en lo que un año más volverá a ser un polo de conocimiento y talento con 96 talleres y más de una veintena de charlas.

En la sesión inaugural, el alcalde de la capital, Antonio Silván, fue el encargado de dar la bienvenida, agradeciendo al Incibe «que León se convierta en la capital mundial de la cibersegurisad». El regidor dio a conocer que «en 2016 se produjeron más de 110.000 incidentes cibernéticos contra a empresas y ciudadanos». Animando a que los 300 participantes disfrutasen de la capital, Silván aseguró que la ciberseguridad «es una cosa de todos y de los buenos contra los malos».

Por su parte el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, expuso a la institución académica como «una universidad abierta a todos», defendiendo al mismo tiempo que para la Ule «es una gran oportunidad que el Incibe este aquí y colaboramos en todo lo que sea necesario».

Apostando por la internacionalización, Marín estimó que para nosotros la importancia de esta reunión supera a la de muchas otras por lo que supone tanto para la ciudad como para el talento».

Claudia de Paz, secretaria de Seguridad Multidimensional la Unión de Estados Americanos, recordó sus años de estudiante en la Universidad de Salamanca como exponente de su compromiso con esta tierra. Igualmente señaló el trabajo conjunto entre viejo y nuevo continente en cuestiones de seguirdad, exponiendo la celebración simultánea del Summer Ex Camp y esperando que la cita leonesa sea «exitosa y divertida».

Esperada era la intervención del Secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, Jose María Lasalle. No obvió el «protagonismo increscendo» del Incibe, destacando que se han registrado «el triple de incidentes en 2016 que en 2014».

Y es que, a juicio de Lasalle, las comunidades digitales deben ser «seguras pero también diversas», y lamentó la «excesiva masculinación tecnológica» y el «exceso de testosterona digital» que deberá ser combatida «con vehemencia». Por eso, abogó por que las mujeres asuman «más responsabilidad» y se trabaje para despertar vocaciones femeninas. Y es que el número de mujeres que trabajan en el ámbito de la ciberseguridad es «decepcionante si no vergonzoso», ya que se ronda el once por ciento en el número de empleados que son mujeres, un dato que en Europa desciende hasta el siete por ciento.

«Son cifras lamentables que no admiten tolerancia y no ayudan a combatir el sexismo digital y la intolerancia digital», declaró Lasalle, quien alertó del «desequilibrio» de género que se replica en las prácticas digitales, donde las mujeres y las niñas son las principales víctimas de los ciberdelitos, que alcanzan el 70 por ciento de los casos detectados, mediante episodios de ciberacoso o sextorsión.

Durante este acto inaugural, Lasalle aludió a la futura Estrategia Digital para la España inteligente, que ya se ha empezado a diseñar y en la que la ciberseguridad se pretende que sea «un elemento troncal» porque el progreso económico, cultural y social del siglo XXI requiere de «autopistas virtuales en este camino« que deben contar con «garantías básicas de circulación y protección».

Fotos