Leonoticias

Cómo crear contenido que grite ¡Compárteme!

Cómo crear contenido que grite ¡Compárteme!

  • ¿Te resulta fácil escribir para tu blog? Hay distintos factores que tienes que tener en cuenta si quieres que todo el mundo compartalo que has escrito

¿Te resulta fácil escribir para tu blog?

No todo el mundo tiene la habilidad para escribir entradas en un blog. A veces, el tiempo pasa, pero no consigues escribir nada interesante.

Más frustrante aún es cuando por fin terminas tu artículo, lo publicas y… no ocurre nada; simplemente va cayendo y cayendo hasta que queda en el olvido. “¿Por qué? ¿Cómo puede ser qué un artículo tan interesante no corra como la pólvora?”—te preguntas.

Hay distintos factores que tienes que tener en cuenta si quieres que todo el mundo comparta lo que has escrito.

Veamos qué estructura debe tener tu artículo y cómo hacer que esté bien posicionado.

Anatomía de una entrada de blog

¿Qué estructura debe tener una entrada de blog? No basta con escribir algo interesante. Implementar esta estructura hará que leer tu blog sea como entrar en un hotel de lujo.

Antes de nada, analiza qué necesitan tus lectores, qué problemas puedes solventarles. Con eso presente, sigue la siguiente estructura:

Título. Es lo primero que verá el lector. Así que tiene que tener gancho. Si no es interesante, o es aburrido, no van a querer leerlo.

Fotos. Nuestro cerebro funciona con imágenes. Aun cuando leemos, lo que leemos genera imágenes. De ahí el dicho que una imagen vale más que mil palabras. Si añades una imagen atrayente, el lector se sentirá cautivado y a la vez lo entenderá como una cordial invitación a seguir leyendo tu artículo. Aunque no tiene por qué estar al principio, de hecho, una imagen puede servir de pausa y respiro en medio del texto.

Introducción. No te enrolles demasiado, una introducción corta pero que despierte el interés es mucho más efectiva. Puedes realizar esquemas tipo “problema-solución” (plantear un problema e invitar a seguir leyendo para encontrar la solución), o usar una historia (real o ficticia) relacionada con el problema para introducir el artículo. Después de la introducción, es muy práctico hacer un breve resumen de los puntos principales que se desarrollarán en el artículo.

Ideas principales. Desarrolla en este apartado las ideas principales de tu artículo. Hazlo de manera que sea fácil de seguir; los párrafos relativamente cortos son más fáciles de leer. Separa las ideas con subtítulos o dale un formato de lista (numerada o con puntos),

Conclusión. No es necesario repasar todos los puntos, uno por uno, pero sí que es bueno que resumas la esencia de tu artículo y le des cierta closure que no deje al lector en el aire.

Feedback y comentarios. Bonita palabra inglesa, sumamente importante. Invita al lector a que te dé su opinión. La información es oro, así que recibir información gratuita no tiene precio. Analiza con cuidado lo que tus lectores te digan, pues te ayudará a mejorar tus contenidos. Además, tener una sección de comentarios es una forma excelente de fomentar el espíritu de comunidad.

Aprende a optimizar tu página para los motores de búsqueda

Por supuesto, si quieres que tu blog sea compartido, primero tienen que leerlo y, antes, encontrarlo. Por eso, aunque lo más importante es el contenido, entender cómo funcionan los motores de búsqueda es importante para poder optimizar tu página. En este artículo te contarán con pelos y señales todo lo que necesitas.

La configuración/distribución de texto e imágenes impacta en el tiempo que el visitante pasa en tu página. Esto tiene un efecto directo en el posicionamiento de tu página. Pero, además, hay tres factores importantes que debes tener en cuenta:

1.-Valor del contenido de la página

2.-Utilización/repetición de las palabras clave

3.-Experiencia del usuario

Centrémonos en la segunda idea: El uso y repetición de palabras clave.

Si bien es innegable que las palabras clave son… clave… procura no ponerlas innecesariamente. Si abusas de ellas, usándolas en exceso, el motor de búsqueda podría clasificar tu página como spam y eso no te beneficiaría en absoluto.

Primero, investiga qué palabras clave usar con el Planificador de palabras clave de Google.

Una vez tengas tus palabras, inclúyelas en el título del artículo.

A continuación, mira en qué partes del texto puedes incluirlas de manera que suene natural. Sobre todo, procura que no molesten al usuario, ya que esto podría afectar negativamente al posicionamiento de tu página.

La idea es que las palabras clave aparezcan en aquellas partes de tu página que informan a tu público del contenido de la página:

-El título

-En el mismo contenido de la página

-Tu URL

-La etiqueta alt de tu imagen (ese texto que aparece cuando dejas la flecha del ratón sobre una imagen).

IMPORTANTE: Aunque la optimización de tu página juega un papel importante, recuerda que nunca debe penalizar la calidad del contenido. Al fin y al cabo, tu objetivo debe ser ofrecer algo práctico a tus lectores.

Conclusión

Posicionar tu blog es una parte principal del proceso. Aunque trabajes duro en escribir buenos artículos, tendrás que entender bien los procesos de posicionamiento si quieres que tu artículo sea visto y compartido. Así que, recuerda: 1) Dale a tu entrada una estructura que invite al lector a pasearse por tu texto, y 2) incluye los elementos necesarios para que esté bien posicionado.