Pablo San José deja la DO Tierra de León abogando por la unión de todas las bodegas

Pablo San José deja la Presidencia de la DO Tierra de León.
Pablo San José deja la Presidencia de la DO Tierra de León.

Tras su jubilación en Bodegas Vile, entiende que es el momento de dar paso a gente nueva y se muestra satisfecho por el crecimiento de los vinos leoneses, en especial del prieto picudo al que lleva ligado 46 años

A. CUBILLAS

El prieto picudo le corre por las venas. Y por ello seguirá ligado a él de por vida. Pablo San José pone punto y final a su trayectoria al frente de la Presidencia de la DO Tierra de León tras casi cuatro años trabajando por impulsar el desarrollo y la proyección de los caldos leoneses.

Una decisión muy meditada y que califica de “coherente” después de su jubilación al frente de Bodegas Vile. “Entendía que me correspondía presentar mi dimisión tras perder mi condición de vocal en el Consejo en representación de los vinos Vile”, asegura San José, que muestra su máximo agradecimiento a la labor y al apoyo de todo el personal que conforma la DO por una etapa marcada por la plena sintonía y unanimidad.

Fue este martes durante la celebración de un pleno “cargado de emotividad” en la que se hizo efectiva su dimisión entre muestras de agradecimientos de sus compañeros que despedían a un viticultor que también ostentó el cargo de presidente durante la etapa de la IGP Tierra de León.

Una despedida en la que San José se mostró satisfecho por la labor realizada como presidente, en la que ha colaborado a que en la actualidad los vinos Tierra de León cuenten hoy con más de 40 bodegas asentadas y más de 1.400 hectáreas de vid.

Retos de futuro

Además, remarca la potenciación que ha vivido en los últimos años las dos variedades –el prieto picudo y el albarín-, con la puesta en el mercado de cerca de tres millones de botellas anuales y la elaboración de unos cuatro millones de uva.

“Partiendo de cero estos resultados es para estar contentos”, asegura San José, que se ha mostrado satisfecho por la evolución de los vinos Tierra de León, convertidos en un factor clave para el asentamiento de población en la meseta sur de la provincia.

Sin embargo, el camino por recorrer aún es largo. San José encomienda a su sucesor el encargo de lograr la unidad de todas las bodegas y potenciar los vinos Tierra de León que, en los próximos meses, pasarán a estar amparados bajo el paraguas de la ‘DO León’.

Consejos de un hombre amante de los caldos leoneses, de ese prieto picudo que forma parte de sus raíces, una variedad al que lleva ligado desde hace 46 años, por el que apostó “cuando nadie daba un duro por él” y que en los últimos años se ha hecho un importante hueco no sólo en el mercado nacional sino también en el internacional.

Por ello, asegura que su dimisión al frente de la DO no es más que un hasta luego dado que siempre seguirá ligado a su amado prieto picudo. “Lo llevo en la sangre”.

Fotos