El granizo 'castiga' el Sur de León, daña más de 2.000 hectáreas y arrasa el 100% de cultivos de trigo y cebada

Estado de los cultivos este sábado en Algadefe. / N. Brandón

El Ayuntamiento de Algadefe, el municipio más afectado por la tromba del viernes, solicitará la declaración de zona catastrófica | «La lluvia nos lo ha quitado todo, es un desastre», asegura su alcalde

A. CUBILLAS | N. BRANDÓN

En el campo, no hay año tranquilo. Unos por la acuciante sequía, otros por las abundantes lluvias. Pero sea como fuere, la climatología no da tregua a los agricultores leoneses pendientes del cielo un día sí y un día también.

En esta ocasión, el culpable ha sido el granizo. El mismo que día atrás arrasaba el cultivo de hortalizas de Fresno de la Vega. La última víctima, el Sur de León y, en especial, el municipio Algadefe, que fue azotado con virulencia en la noche de este viernes por una impresionante tormenta de lluvia y granizo.

Se llegaron a rozar los 40 litros y se acercaron a los 15 centímetros de granizo en algunos casos. Bastaron 15 minutos para que arrase el 100% los cultivos de cereales. Hoy se puede confirmar que el trigo y la cebada son irrecuperables y que el maíz ha sufrido graves daños al igual que los cultivos de alubia y remolacha.

Es el primer balance de una tormenta que no se recordaba en esa zona. Los mayores aseguran no haber visto algo igual y sus consecuencias tampoco. Las primeras estimaciones, a la espera de conocer el alcance real de los daños, apuntan a más de 2.000 hectáreas de cultivo afectadas, de las que más de 1.400 se concentran en el término municipal de Algadefe.

Dicen que tras la tormenta llega la calma. Pero este no fue así. Este sábado los vecinos de este municipio se echaban las manos a la cabeza al ver sus cultivos, «completamente destrozados, por los suelos». Y las pérdidas se prevén cuantiosas.

Ayudas

Alfonso Rodríguez Fuertes confía en que el maíz se pueda recuperar, en el mejor de los casos, hasta en un 50%. Pero, precisamente, el 50% supone una importante pérdida. «El que tenga beneficios cero tendrá suerte porque la mayoría tendremos pérdidas».

Efectos de la tormenta de granizo.
Efectos de la tormenta de granizo.

Tampoco se muestra optimista el alcalde Víctor Manuel Merino tras una tormenta que ha sido «catastrófica» para el campo. «Estábamos a puntos de cosechar y ahora no tenemos nada», aseguraba a leonoticias con gesto de rabia y frustración.

«Para la zona es un golpe bajo. Aquí vivimos de la agricultura y la ganadería. Todo el año estás esperando para cosechar, inviertes en gasóleo, en mano de obra, en semillas y en sulfatos y, ahora, no puedes hacer nada. Te lo quitan todo. Es un auténtico desastre».

Por ello, ha anunciado que convocará un pleno en el Ayuntamiento para aprobar que se inicien iniciar los trámites para pedir la declaración de zona catastrófica ante las graves pérdidas que se avecinan en un municipio con la agricultura y ganadería como motor económico. «Espero esa sensibilidad que necesitamos», aseguró Merino.

Una situación que se ha repetido en otras localidades próximas, como Villademor y Laguna de Negrillos y que supone la puntilla para un sector que lleva un año «criminal». Así lo advierte Matías Llorente, secretario provincial de Ugal-UPA, que reitera que los cultivos están «dañadísimos».

En cualquier caso se muestra cauto a la espera de ver cómo reaccionan y si los cultivos se pueden recuperar aunque teme que las tormentas se puedan repetir en las próximas horas. Precisamente, se prevén lluvias en el norte de la provincia de León, hasta 15 litros por metro cuadrado.

Una situación que vuelve a poner de manifiesto la vulnerabilidad del campo leonés ante la caprichosa climatología.

Contenido Patrocinado

Fotos