Gordoncillo revive el incendió que acabó con la vida de 350 personas en 1467

Las crónicas de Enrique IV recuerdan que hace 550 años la localidad vivió el incendio de la iglesia en el que perecieron centenares de partidarios del señorío de los Pimentel

El escudo de Gordoncillo refleja el incendio de 1467. / Inés Santos
INÉS SANTOSGordoncillo

Las crónicas de 1467 cuentan que fue un año marcado por los conflictos nobiliarios en el norte del país, pero la historia fue especialmente cruenta entre las familias Osorio y Pimentel. Gordoncillo era una villa al sur de la provincia que se había fundado pocos siglos antes, según apuntan los historiadores puede ser que hubiese sido fundada por un hombre de la zona de Gordón, de ahí su nombre.

Gordoncillo fue una villa de repoblación que en el Siglo XV estaba entre dos grandes señoríos. Los Pimentel eran del señorío de Mayorga y por otro lado el señorío de Valderas que estaba en manos de los Osorio. En 1467 se disputaban la villa de Benavente.

«En medio de las trifulcas, los partidarios de los Osorio tratan de cercar Benavente», explica el historiador Javier Revilla, «los Pimentel no ceden la villa, pero huyen a Mayorga». Es a la altura de Gordoncillo cuando parece que sus enemigos les darán alcance, por lo que buscan refugio en la Iglesia de la localidad leonesa.

Una historia en estudio

Ante el temor de ser alcanzados se refugian en la iglesia, pero los Osorio prenden fuego a la puerta «al parecer sólo con la intención de que salgan, pero el fuego se extiende y calcina el templo y con él fallecen las 350 personas que había en su interior», explica Revilla.

A pesar de que las crónicas de Enrique IV, gracias a las cuales se conocen los hechos, no especifican la estética de la Iglesia de Gordoncillo el arte de la comarca hace suponer su estilo.

«Los historiadores hacen una cierta suposición viendo el arte de la comarca y se interpreta que podría tener una techumbre mudéjar, de madera, y eso fue lo que propago el fuego e impidió salvar sus vidas».

Crónicas de Enrique IV

Es gracias a las crónicas de Enrique IV, escritas por Alonso de Palencia, por las cuales se conocen los hechos acontecidos en 1467 en Gordoncillo. Los textos hablan de 350 hombres aunque no se puede precisar si cuentan entre ellos a sus familias, lo que haría que la cifra de fallecidos fuese mucho mayor. Estos hechos han marcado el presente de la localidad que refleja en su escudo el fuego que sufrió el templo y los emblemas de los señoríos.

Muchas han sido las versiones y leyendas que se le han unido a la historia, pero el nombre de ‘ahumados’ que reciben los vecinos de Gordoncillo proviene de los actos que acontecieron en la localidad hace 550 años.

Una tragedia entre señoríos que no ha sido muy conocida, pero que buscará en su 550 aniversario recopilar toda la información posible para que los vecinos de Gordoncillo y de la provincia conozcan más de su historia.

Fotos