Leonoticias

fotogalería

Suárez-Quiñones observa uno de los recipientes de resina en la zona de Castrocontrigo. / Campillo

Castrocontrigo recupera vida tras una inversión de casi diez millones en la zona calcinada

  • El consejero de Fomento y Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita el área calcinada para presenciar de primera mano cómo se está realizando estos trabajos y advierte de una evolución positiva en la zona

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la subdelegada del Gobierno de León, María Teresa Mata, han visitado esta mañana los trabajos de repoblación realizados en la superficie afectada por el incendio de Castrocontrigo, que arrasó más de 11.724 hectáreas en agosto de 2012, de las que 10.555 hectáreas eran terreno arbolado.

  • Escuche el audio

    Suárez-Quiñones

  • Escuche el audio

    Teresa Mata

  • Escuche el audio

    Alcalde Castrocontrigo

A su vez, se ha reunido con los alcaldes de los ayuntamientos de Castrocontrigo, Castrillo de Valduerna, Destriana, Luyego de Somoza y Quintana y Congosto y con los presidentes de las juntas vecinales afectadas, para informarles del estado de restauración de las zonas afectadas por el incendio. Hasta ahora, la inversión de las administraciones públicas ha sido de 9,3 millones de euros para regenerar los terrenos quemados.

El incendio de Castrocontrigo, de carácter intencionado, se inició el 19 de agosto de 2012 y en su extinción participaron más de mil efectivos de la Junta de Castilla y León, Ministerio, UME, Guardia Civil, Diputación de León y población de los municipios afectados. Afectó a los municipios de Castrocontrigo, Luyego, Quintana y Congosto, Destriana y Castrillo de la Valduerna y a las trece juntas vecinales.

El incendio, que se dio por controlado el 28 de agosto y extinguido el 6 de septiembre, tuvo como consecuencia la quema de una superficie total de 11.724 hectáreas, de las cuales 10.555 (el 90 %) corresponden a arbolado y el resto, 1.169, matorral y pastos, fundamentalmente. Del total de superficie, 8.153 hectáreas, el 69,5 %, correspondía a montes de utilidad pública y contenía la gran mayoría de la madera quemada.

La variedad de Pinus pinaster que ocupaba la mayor parte de la zona afectada, en especial en los montes públicos, es de carácter endémico y presenta diferencias significativas respecto de otras procedencias naturales de la especie en la Península que se concretan en una especial adaptación a la regeneración post-fuego, gracias a su alto porcentaje de piñas serótinas –que son aquellas que se abren y diseminan la semilla tras los incendios- que determina un cuantioso banco de semillas aéreas que se moviliza con el incendio y a su precocidad.

Análisis

Los análisis de viabilidad de semillas llevados a cabo por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente determinaron entre 70.000 y 500.000 piñones por hectárea, según las zonas con porcentajes de viabilidad por encima del 80 %. Se estimó que en los pinares públicos el 70 % se iba a regenerar naturalmente y el 30 % restante se realizaría mediante acciones de reforestación en la fase inicial.

La extracción de la madera quemada en los montes públicos, cuya venta supuso 2,2 millones de euros a las entidades propietarias, y el trabajo simultáneo de un centenar de máquinas y vehículos fue organizada por los técnicos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León con carácter urgente en los últimos meses del año 2012 y concluyó a lo largo del año 2013.

Una de las medidas más urgentes acometidas en la zona del incendio fue el control de plagas, que aún persiste, de forma continuada. Actualmente, se está monitorizando por técnicos de la Consejería con análisis de la masa forestal y estaciones de control de densidad de insectos. Las conclusiones de estos análisis han determinado la forma de proceder en la extracción de la madera quemada y en otras actuaciones.

Inversión

A principios del año 2013, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el MAPAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) convinieron la aportación de 9.777.796 euros, financiados al 50 %, para la restauración de la zona quemada. Esta inversión se ha aplicado en diversas actuaciones de restauración y adecuación de la zona afectada por el incendio, en materias como corrección de la erosión, retirada de restos, reforestación, defensa contra incendios y plagas forestales, restauración de infraestructuras, así como adecuación con trabajos silvícolas de los aprovechamientos resineros, de gran interés social.

A finales de marzo de 2013 se iniciaron los trabajos de los seis expedientes encargados por el Ministerio, que incluyeron el control de plagas emergentes, arreglo de catorce captaciones, 30 puntos de abastecimiento de agua y más de tres kilómetros de conducciones de agua dañadas por el incendio, semillado en 200 hectáreas, retirada de restos finos en 250 ha, labores selvícolas de adecuación y preparación del terreno en 400 ha, posterior repoblación, entre otros.

En esos momentos, la Junta inició también las labores para el control de plagas y la recogida de semilla para preparar las plantas para su posterior plantación y los trabajos de vivero para la producción de un millón de plantas.

Restauración de la zona calcinada

La parte correspondiente a la Administración del Estado fue ejecutada entre los años 2013 y 2014, con un total de 4,9 millones de euros, mientras la correspondiente a la Comunidad aún está siendo ejecutada por valor 3,2 millones de euros. En concreto, la Junta de Castilla y León, en el periodo 2013-2016, ha abordado con fondos autonómicos las siguientes inversiones relacionadas con la gestión de la restauración de la zona quemada: en primer lugar, trabajos relacionados con la planta y semilla necesarias para la restauración: ensayos de germinación y viabilidad, selección y preparación de rodales selectos para la recogida, limpieza, extracción y acondicionamiento de piñón endémico para su uso en restauración y mantenimiento del banco de material genético, producción, cultivo en vivero y transporte para su plantación de casi un millón de plantas, compra de planta a viveros particulares, etc, por un importe de más de un millón de euros.

En segundo lugar, tratamientos selvícolas y otras labores relacionadas con la restauración o la prevención, además de adecuación selvícola de matas de resinación y plantación de rodales con dificultad de regeneración natural, a cargo de las cuadrillas de prevención y extinción de incendios o de empresas locales. Para favorecer la realización de estos trabajos se ha incrementado estos años la duración media de las cuadrillas del entorno durante este trienio y se ha aumentado una nueva a mayores en 2016; al margen de esta nueva, las cuatro cuadrillas que han operado estos años en el entorno del incendio tienen una duración media de más de diez meses, mientras que la media de Castilla y León es de 5,8 meses, es decir, han tenido casi el doble de trabajos que la media.

En total el importe consignado ha ascendido a más de dos millones de euros. Y en tercer lugar, la actualización de los proyectos de ordenación de los montes afectados y otros trabajos técnicos relacionados con la planificación y control de la extracción de madera y con el control de la ejecución de las actuaciones, por importe estimado de unos 200.000 euros.

Trabajos

Además, la Consejería ha organizado y controllado la ejecución de trabajos con cargo a los fondos de mejora de los montes de utilidad pública afectados en Tabuyo, Morla, Pobladura, Torneros de la Valdería, Torneros de Jamuz, Palacios y Quintanilla, planificadas por importe de 473.000 euros.

Finalmente, la Confederación Hidrográfica del Duero, a petición de la Junta de Castilla y León, contribuyó con una inversión de urgencia para los años 2012 y 2013 de 697.159 euros.

Con las actuaciones ejecutadas en los años 2015 y 2016, a través de las cuadrillas de prevención y extinción de incendios de esta zona y de las limítrofes, se ha completado la totalidad de la plantación de la superficie que se había preparado para ello, ya que han estimado que no se iba a regenerar suficientemente de forma natural. Las zonas para las que se preveía regeneración natural están prácticamente logradas, aunque la regeneración es deficiente en algunas zonas concretas, sobre todo las de mayor pendiente y rocosidad próximas a las divisorias. Las intervenciones previstas sobre las zonas regeneradas en concepto de clareo deben esperar aún a que la mayor parte de la masa alcance un desarrollo adecuado, probablemente a lo largo de los próximos cinco años.

Total invertido en la zona

El total de la inversión canalizada por las administraciones estatal y autonómica para la restauración y mejora del área afectada por el incendio en el periodo 2012-2016 ha ascendido a 9,3 millones de euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la subdelegada del Gobierno, María Teresa Mata, han visitado los trabajos realizados en una zona repoblada y, posteriormente, se ha reunido con los alcaldes de los ayuntamientos de Castrocontrigo, Castrillo de Valduerna, Destriana, Luyego de Somoza, Quintana y Congosto y con los presidente de las juntas vecinales de Castrocontrigo; Morla de la Valdería; Nogarejas; Pinilla de Valdería; Pobladura de Yuso; Torneros de la Valdería; Castrillo de la Valduerna; Velilla de la Valduerna; Destriana, Tabuyo del Monte; Palacios de Jamuz, Quintana de Flórez; Torneros de Jamuz.