Leonoticias

Oblanca compromete la reconstrucción en el plazo de un año de la planta de Alija del Infantado arrasada por el incendio

vídeo

Estado de la planta de Alija del Infantado tras el incendio. / Peio

  • La compañía garantiza el suministro a sus clientes así como los 20 empleos que trabajaban en la factoría arrasada por un incendio, cuyas causas aún están siendo investigadas

  • La compañía ha desviado las tareas de incubación de huevos a plantas de Galicia, Asturias y Portugal, tal y como adelantó a este diario

La planta de incubación de Grupo Oblanca ubicada en Alija del Infantado volverá a estar operativa a pleno rendimiento en un año y en el mismo sitio. Ese es el compromiso inequívoco que ha hecho público la empresa este jueves a través de un comunicado en el que ha anunciado que las obras se iniciarán a la mayor brevedad posible una vez que se realicen las labores de desescombro de la zona incendiada el pasado 3 de noviembre.

La compañía ya ha explicado la situación a todos sus empleados confirmando explícitamente a las 20 personas que trabajan en la zona siniestrada que sus puestos de trabajo están asegurados en cuanto se reinicien las operaciones en la nueva planta de Alija del Infantado.

Durante el tiempo que dure la reconstrucción los esfuerzos de la compañía estarán centrados en garantizar la seguridad, en atender a los empleados, clientes y consumidores, en recuperar la capacidad de producción (conseguida prácticamente ya en su totalidad) y en buscar apoyo para garantizar el éxito del proyecto.

“Afrontamos el futuro con optimismo, apostando por procesos productivos con tecnologías punteras, por seguir ofreciendo un producto de la máxima calidad y por continuar con la filosofía de trabajo que mueve a esta compañía: esfuerzo y pasión en todo lo que hacemos, siempre al servicio de nuestros clientes”, ha explicado Javier Álvarez Oblanca, director general del grupo, que agradece las muestras de apoyo recibidas desde el principio, tanto de los vecinos de Alija como de los trabajadores, clientes, proveedores, del resto de operadores avícolas, ayuntamientos de Alija, La Bañeza, León, la Diputación de León, Subdelegación del Gobierno o la Junta de Castilla y León, entre otros.

Todo ello contribuirá a reactivar la fábrica y el empleo cuanto antes. El origen del incendio, que además de destruir las instalaciones se llevaron por delante un stock de tres millones de huevos pero en el que afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales, todavía está siendo investigado por la guardia civil que emitirá su informe en los próximos días.

Lo primero, recuperar el suministro

En ese esfuerzo de recuperación la empresa ya ha informado a sus clientes que el suministro está continuando con total normalidad, al haber puesto en marcha las medidas pertinentes para tener cubiertos de inmediato los huevos de incubación necesarios para el propio aprovisionamiento de Oblanca. Otro factor que facilita la continuidad en el suministro es que las gallinas propiedad de la compañía no se han visto afectadas por el incendio de la planta.

La empresa familiar Oblanca inicia su andadura en León hace casi 50 años, con la crianza y producción industrial de aves. Hoy en día, Grupo Oblanca es un holding de empresas dedicadas a la producción avícola de carne y a la distribución de productos alimenticios. Las empresas socias trabajan en relación a todo el proceso productivo desde la incubación, crianza y reproducción, hasta la logística de producto fresco, refrigerado y congelado, y la comercialización del producto terminado.

Esto garantiza la calidad y trazabilidad del producto que llega a los consumidores finales. Con más de 1.000 referencias de producto y 8 delegaciones en España, Grupo Oblanca ocupa hoy en día el primer puesto en la producción de carne de ave en Castilla y León, llegando con su producto a más de 5.000 puntos de entrega repartidos por el centro y norte de nuestro país. Adicionalmente, realiza exportaciones a varios países de Europa y África.