Leonoticias

Tres años de prisión a un responsable por la venta de material a espaldas de la empresa y simular un robo

  • El acusado simuló tres robos para evitar responsabilidades |La defensa asegura que fue el director el que autorizó a terceros la retirada del material supuestamente robado como contraprestación a unas labores de limpieza

El juzgado de lo Penal nº2 de León juzgará el próximo 27 de septiembre a un trabajador de una empresa coyantina por la venta ilegal de material de construcción. La defensa niega los hechos y asegura que el director autorizó la retirada de dicho material por contraprestación de un servicio de limpieza de la campa de almacenamiento.

Según las calificaciones provisionales, el acusado, jefe de producción y logística de la empresa de Tubocyl, aprovechó su posición para enriquecerse dando salida a 46.900 euros de material entre junio de 2007 y diciembre de 2008 por su cuenta y sin control.

Paralelamente, sobre las 12.56 horas del día 9 de octubre de 2008 formuló una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Valencia de Don Juan manifestando falsamente que entre las 22.00 horas del 5 de octubre de 2008 sustrajeron a la empresa Tubocyl material valorado en 5000 euros. Con motivo de esa denuncia, se incoaron por el Juzgado de Instrucción nº2 de León las diligencias previas.

Asimismo, el acusado sobre las 13.08 horas del 10 de diciembre del 2008 formuló otra denuncia para manifestar que el 22 de octubre el asaltaron dos individuos exigiéndole que le entregaran 1.500 euros o sino le harían daño a él y su familia, volviendo a atacarle el 28 de octubre y exigiéndole más dinero.

El acusado, según el Ministerio Fiscal, formuló las citas denuncias con el objeto de evitar su responsabilidad por los hechos anteriormente relatados. Los hechos son constitutivos de un delito continuado de apropiación indebida y dos delitos de simulación de delito, por lo que solicita tres años de prisión y una multa de 18 meses a razón de diez euros diarios. Además tendrá que indemnizar a la empresa con 46.900 euros.

Defensa

Versión que rechaza la defensa del acusado que asegura que su cliente, que no tenía responsabilidad alguna ni de ventas ni de distribución, sólo mantuvo contacto con las terceras personas a las que supuestamente les vendió el material para que, a solicitud del director de la fábrica, llevasen a cabo tareas de limpieza en la campa de almacenamiento.

Como contraprestación de dichos trabajos, los terceros podrían retirar los tubos defectuosos que tuvieran en bien conservar. Trabajos que nunca supervisó su cliente, continúa la defensa, que tampoco supervisó la carga o descarga del material. En cualquier caso, recuerda que fue realizado por mandato expreso del director de la empresa, que se mantuvo informado de dichas actuaciones.

Además, la defensa asegura que su cliente desconoce si alguna de estas personas se extralimitó en la retirada del material y recuerda que esas tareas se realizaban a plena luz del día, a la vista de los trabajadores de la empresa, que incluso ayudaban a la carga del material.

Por último, asegura que terceras personas también entraban en las instalaciones de la empresa y retiraban material sin control y niega que las denuncias realizadas fueran para ocultar cualquier tipo de acción ilegal. Por todo ello, pide la libre absolución de su cliente.