Los turistas colapsan Gaztelugatxe por el efecto 'Juego de Tronos'

Turistas en San Juan de Gaztelugatxe este verano./El Correo
Turistas en San Juan de Gaztelugatxe este verano. / El Correo

75.000 personas se acercaron solo en julio hasta el peñón para ver los escenarios de la famosa serie televisiva

IZASKUN ERRAZTIBilbao

Llueve en Gaztelugatxe. El empinado camino que se abre junto al restaurante Eneperi de Bakio con destino al peñón está embarrado. Se han formado algunos charcos y las piedras resbalan. Da igual. Cualquier día parece bueno para visitar San Juan. ¡Por algo forma parte de los Siete Reinos de Juego de Tronos!

Así lo han entendido las 75.000 personas que sólo en el mes de julio se han acercado hasta el islote vizcaíno para pisar el suelo que acogió a los personajes de la famosa serie de televisión, subir las escaleras en las que Jon Nieve intercambiaba confidencias con Daenerys Targaryen o imaginar una monumental fortaleza donde sólo se alza una pequeña ermita. La cifra, presumiblemente, se habrá disparado en agosto. Todavía no se ha contabilizado.

La realidad, dicen los que han llegado arrastrados por la magia de Rocadragón, supera la ficción. Así lo piensa Rosa Reyes, que móvil en mano se prepara para retratar a su familia con San Juan de fondo. Salvador Montenegro, Beatriz Reyes y Rosario Ostos han llegado desde Córdoba. Rosa, su marido, Álvaro González, y su hijo Jorge, desde Burgos, pero todos movidos por un mismo fin: seguir conociendo los escenarios que van dando forma a Poniente.

Turistas en San Juan de Gaztelugatxe. / El Correo

Porque, apunta Bea, Almodóvar del Río, un pueblo cordobés cercano al suyo, también sirvió de inspiración para recrear Alto Jardín. «Ayer nos tocó Zumaia, y hoy estamos aquí. El sitio es impresionante, ¡y está todo tan verde!», explica. «Sí, pero hay que andar mucho, hemos tenido que dejar el coche muy lejos», apostilla la abuela.

Tony Sala y Patricia, su mujer, de Barcelona, se han dejado guiar este año por su hija Aroa para organizar las vacaciones. «Un poquito», admite ella. «¡Del todo!», afirma su padre. ¿La razón? La joven, de 19 años, es una fan confesa de Juego de Tronos y quería comprobar in situ si lo que aparece en la serie es real. «Se ve bastante lo que sale. Falta el castillo, pero las escaleras sí están», celebra esta estudiante de Magisterio, que no pensaba perder la oportunidad de visitar la playa de Itzurun, en la que desembarca Khaleesi.

LOS DATOS

28.693
personas visitaron el biotopo protegido en julio y agosto de 2016.
75%
han crecido las consultas en la oficina de turismo de Bakio en julio.
54%
de los visitantes son turistas, el 66% extranjeros y el 34% de España.
39%
Porcentaje de excursionistas, el 86% de ellos del País Vasco.

«Esto es espectacular», resume Albert Lucea, un barcelonés que estos días recorre Euskadi con Ángela García, su novia. «Parece pintado, sacado de un dibujo de Juego de Tronos», afirma ella. Por detrás, un grupo de japoneses salva con calma los 241 peldaños que conducen a la cima. Son Miori y Sung, con su pequeño Arin, y Jun y Shinae. Un amigo les habló en su día de Gaztelugatxe y ahora tenían que venir «sí o sí».

Ya en la ermita, Virginia, de Madroñera (Cáceres), y Alberto, de Almería, cogen aire tras la caminata. «No es para tanto. Y un poco de ejercicio siempre viene bien». El islote es un viejo conocido para ellos, pero había que volver, y más ahora.

Más gente, «pero sin picos»

Parapetado tras un pequeño mostrador desde el que dispensa agua, refrescos y postales, Haitzart Astorquiza observa a los visitantes. «Este año está viniendo más gente que el pasado. Pero no hay picos, es algo más constante», asegura. Los curiosos le fríen a preguntas. Que si aquí se casó Anne Igartiburu, que si se rodaron ‘Ocho apellidos vascos’ o ‘Mamma mía’, de Meryl Streep... La mayoría, explica, «viene a ver a la rubia y a los dragones». Y luego están los andaluces. «‘¡Me cago en los cojones con la muralla china esta!’, suelen decir», ríe Haitzart.

Viaje temático a la ruta del norte por 275 euros

La empresa madrileña Friki Trip, que organiza viajes temáticos a escenarios de películas y series de televisión, ha preparado el ‘I Tronos trip. La ruta del norte’. Se trata de un recorrido por lugares de Vizcaya y Guipúzcoa que aparecen en la última temporada de Juego de Tronos. Del 29 deseptiembre al 1 de octubre una veintena de personas podrán visitar la playa de Barrika, Gaztelugatxe, Itzurun y el castillo de Zafra, en Guadalajara, a bordo de un bus tematizado con uno de los dragones de Khaleesi en un lateral. El viaje, con cena, desayuno y dos noches de hotel, cuesta 275 euros.

La campana de la ermita también tiene su público. Inma Rivas y Cristina Casai, dos jóvenes gaditanas, la acaban de descubrir y se desgañitan haciéndola sonar. «No pensaba que se pudiera ‘tocá’. Creía que había oficio o misa...», confiesa Inma. La excusa de su visita a Euskadi ha sido reencontrarse con «una amiga», y de paso... El País Vasco, dicen, «nos encanta. Todo tan verde y tan ‘nublaíto’». Y los vascos, «¡son los andaluces del norte!», sueltan mientras encaran la bajada de la ermita en busca «de unos pinchos de esos». A un lado de la escalera, el australiano Archie Tait gesticula para la foto de las vacaciones que enviará a sus amigos. Lo hace cada vez que visita un rincón del mundo, y las inmediaciones de Rocadragón son un marco que no podía desaprovechar.

Maika Martín y Sergio Obón, con su hija Bianca, de cuatro meses, también van de retirada. La visita, reconocen estos maños, «ha merecido la pena», aunque ven «muchas diferencias» con las escenas que aparecen en televisión. Los accesos a San Juan tampoco les han convencido. «Pensaba que no había que andar tanto, la verdad. Que el parking iba a estar más cerca», lamenta ella.

El aparcamiento se ha convertido en un problema, y no sólo para los turistas. En Bakio no estaban acostumbrados a ello, ni tampoco a las caravanas que cada vez con más frecuencia se forman de camino al peñón. «Es la parte mala», apunta la alcaldesa, Amets Jauregizar, que no oculta las quejas que los vecinos trasladan al Ayuntamiento, «sobre todo los de San Pelayo».

La regidora se muestra «contenta» por el tirón del enclave, pese a que en poco tiempo «ha crecido demasiado». Por eso espera con inquietud el plan en el que trabaja la Diputación para que el desarrollo de la zona se realice «de forma ordenada», porque el invierno tardará en llegar a Gaztelugatxe.

Contenido Patrocinado

Fotos