La sequía convierte el nacimiento del Duero en un simple hilo de agua

El río, seco por los Picos de Urbión./
El río, seco por los Picos de Urbión.

El río baja seco en el 60% de los tramos de los Picos de Urbión tras 45 días casi sin llover en la zona

J. C. HERVÁSSoria

La sequía que afecta al campo tiene sus efectos también en uno de los símbolos hídricos de la península ibérica, el río Duero, cuyo nacimiento en los Picos de Urbión (Soria) presenta en estos días estampas que no son propias de esta época del año y que hacía mucho tiempo que no se veían.

Ni los más viejos de Duruelo de la Sierra, el primer pueblo que ve cruzar al Duero en su camino hasta Oporto, han conocido que baje tan seco como lo hace en pleno noviembre y que, en su nacimiento, a 2.150 metros de altitud, esté seco en amplios tramos.

El alcalde de Duruelo de la Sierra, Alberto Abad, señaló a Efe que en el pueblo no recuerdan una sequía tan severa. En el mismo sentido, el responsable de la entidad ‘Meteoduero, meteorología y naturaleza’, Agustín Sandoval, confirmó el preocupante estado que presenta el Duero en su nacimiento, que frecuenta para tomar fotografías y testar la situación. «Nunca lo había visto así en un mes de noviembre y la mayoría de los vecinos de la zona tampoco», lamentó.

Sandoval señaló que el Duero está seco en amplios tramos de su nacimiento y que en el manantial donde están inscritos en un mural los versos de Gerardo Diego («Río Duero, río Duero/nadie a acompañarte baja/nadie se detiene a oír,/tu eterna estrofa de agua») prácticamente no mana agua. «Es increíble para primeros de noviembre. No sé si se habrá producido antes, pero yo no conozco esta situación en estas fechas», insistió.

Las causas de este pobre caudal son los 45 días que lleva casi sin llover, aunque en este fin de semana han caído escasas precipitaciones; la escasa caída de nieve el pasado invierno; y las temperaturas máximas, «de puro disparate», que se están registrando en estas fechas otoñales, con 26 y 27 grados en los valles de Urbión.

La situación que se está padeciendo es excepcional. De los 1.800 metros a los 2.150 metros de altitud, el cauce del Duero está seco en el 60% de este tramo.

Fotos