España es el segundo país con más esperanza de vida de la OCDE

Tres ancianas toman el sol en un banco. / Archivo

Hábitos más sanos, ingresos más altos y mejoras médicas explican el incremento de diez años de vida desde 1970

JAVIER DE IRUARRIZAGAMadrid

España se sitúa como el segundo país con mayor esperanza de vida al nacer, solo por detrás de Japón, según el Panorama de Salud OCDE de 2017 presentado este viernes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Los españoles viven 83 años, solo por detrás de Japón (83,9), mientras que la media de los 35 países miembros alcanzó los 80,6 años, diez más que en 1970 y una décima más que en el 2015.

El informe muestra cómo, por primera vez, la esperanza de vida al nacer supera los 80 años de media. Tras Japón y España se encuentran Suiza (83), Italia (82,6), Australia (82,5), Islandia (82,5), Francia (82,4), Luxemburgo (82,4), Noruega (82,4) y Suecia (82,3).

Por sexos, España también se sitúa en segunda posición en la esperanza de vida en mujeres, con 85,8 años de media, frente a los 87,1 años de Japón. En cambio, los hombres viven unos cinco años menos, con 80,1 de media, en un ranking que en esta ocasión encabeza Islandia, con 81,2 años de media. El aumento de la esperanza de vida se explica gracias a un modo de vida más sano, ingresos más altos y una mejor calidad de la atención médica, según el documento. De acuerdo a estas cifras, son 25 los países cuya esperanza de vida es igual o mayor a 80 años.

Uno de cada 5 españoles tiene más de 65 años

España no está entre los países con más población mayor de 65 años, pues ese segmento actualmente representa el 19% de todos sus ciudadanos. Sin embargo, en sus predicciones para 2050, la OCDE estima que casi el 40% de la población tendrá más de 65 años, lo que le convertirá en el segundo país más envejecido tras Japón. Además, para ese año, casi el 15% de los ciudadanos tendrán más de 80, cuando actualmente este grupo solo ocupa el 6% de los españoles.

El informe también analiza factores de riesgo de múltiples enfermedades como el consumo de alcohol o tabaco, en los que España se sitúa por encima de la media de la OCDE. En ese sentido, destaca su posición en el 'top ten' con más porcentaje de fumadores, pese a las leyes antitabaco impulsadas en 2006 y 2011, con cinco puntos más que el promedio.

Por último, según el informe, las causas principales de los 10 millones de fallecimientos en los países de la OCDE son las «enfermedades del sistema circulatorio y el cáncer». Más de un tercio de los decesos está relacionado con una enfermedad coronaria, una crisis cardíaca, una enfermedad cerebrovascular y otros males circulares, y uno de cada cuatro se debe al cáncer.

Temas

Ocde

Fotos