Nueva tecnología para entender cómo funcionan los genes

Representación artística de un grupo de células madre.
Representación artística de un grupo de células madre. / CNIC

Esta fórmula, según la investigación desarrollada por el CNIC, permite introducir diferentes modificaciones de forma simultánea en el trabajo

DORI AYLLÓNMadrid

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han desarrollado nuevos métodos para inducir y analizar mosaicos genéticos –alteración genética en un mismo individuo formado por dos o más poblaciones de células con distinto genotipo (dos o más líneas celulares), originadas de un mismo cigoto-.

Los nuevos métodos –publicados en la revista Cell- para estudiar las diferencias que dicho genotipo produce entre las células, permitirán a cualquier investigador generar mosaicos genéticos multiespectrales en animales vertebrados como el ratón o el pez cebra.

Según los científicos, gracias a esta nueva tecnología podrán entender cómo funcionan e interaccionan los distintos genes entre sí. Y es que esto se podrá ver con gran resolución espacio-temporal durante el desarrollo de órganos o en procesos patológicos. Además, gracias a los avances y a la información recogida se podrán diseñar estrategias terapéuticas más eficaces para modificar o corregir la actividad génica en enfermedades.

Hasta ahora, la mayoría de los investigadores analizaban la función de un único gen a la vez mediante la modificación de su actividad –aumentándola o eliminándola- en parte de las células de un órgano o de un animal. Además, el análisis de los mosaicos genéticos era un método científico que se desarrollaba sólo en organismos invertebrados como la mosca de la fruta, debido a su facilidad experimental. Por el contrario, según cuentan los científicos, la investigación en el ratón ha estado muy limitada "debido a una mayor dificultad técnica para generar e insertar las moléculas de ADN necesarias en su genoma".

Por todo ello, y con el objetivo de estudiar mosaicos genéticos en ratón, los investigadores del Laboratorio de Genética Molecular de la Angiogénesis del CNIC han desarrollado nuevos métodos de biología molecular y transgénesis que permiten inducir simultáneamente, en un solo ratón, diversas modificaciones genéticas en mosaico, asociadas a la expresión de distintos marcadores fluorescentes detectables por microscopia multiespectral de alta resolución.

Distintos genotipos

El responsable del estudio, Raúl Benedito, explicó que "en el caso de ensayos experimentales utilizando mosaicos genéticos inducibles, las alteraciones se inducen únicamente en algunas células del animal- células mutantes- sin alterar las células normales. Y es que el uso de mosaicos genéticos inducibles es muy importante, ya que permite estudiar cómo se comportan las células con distintos genotipos en un mismo ambiente celular, por lo que cualquier diferencia en su comportamiento se debe a la alteración genética inducida.

Este tipo de procedimiento es mucho más preciso e informativo que los estudios genéticos clásicos en los que la modificación genética no es inducible y está presente en todas las células del animal. Esto genera alteraciones secundarias que no se pueden controlar en el tiempo ni en el espacio e incluso, podrían distorsionar la interpretación de la función del gen en el proceso biológico estudiado.

Fotos