Científicos españoles descubren una molécula capaz de curar la diabetes tipo 1

Científicos españoles descubren una molécula capaz de curar la diabetes tipo 1
Fotolia

El hallazgo permitirá revertir el ataque autoinmune a las células que producen la insulina y favorecen su regeneración

CECILIA CUERDOSevilla

El tener que pincharse insulina todo los días puede tener los días contados para los más de 21 millones de personas enfermas de diabetes tipo 1. Científicos del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) han conseguido identificar una molécula con alto potencial terapéutico que permite activar la respuesta autoinmune y regenerar las células productoras de insulina. Aunque todavía está lejos de ser un fármaco o tratamiento contra la enfermedad, sus descubridores auguran que podría curar la afección.

El hallazgo es fruto de siete años de investigación en el centro público dependiente de la Junta de Andalucía por parte de un equipo internacional liderado por Benoit Gauthier y Nadia Cobo, y en el que también ha participado el exministro de Sanidad Bernat Soria, director del departamento de terapia celular de la diabetes.

La dolencia de tipo 1, que es crónica y que surge especialmente en la niñez y la adolescencia, provoca que las células beta del páncreas, las productoras de insulina, son atacadas por el sistema inmune del organismo y se inflaman de forma descontrolada, lo que causa su muerte sin cumplir su función de introducir la sangre en las células del cuerpo. Por este motivo, para controlar los altos niveles de azúcar en sangre, los enfermos se ven obligados a inyectarse insulina de por vida. Se estima que el 13% de los casos de diabetes que se registran en España con de este tipo.

El descubrimiento del Cabimer se basa en una molécula, protegida ya bajo patente española y denominada BL001, que activa una proteína presente en la superficie de esas células beta productoras de insulina cuyo efecto es frenar su muerte. Frente a otros tratamientos desarrollados hasta ahora, la novedad de ese hallazgo radica en que actúa a un doble nivel: bloquea su muerte y, además favorece su regeneración, según explicaron ayer los científicos.

Así, la molécula BL001reduce el ataque autoinmune del organismo, ya que favorece «la capacidad anti-inflamatoria de determinadas células del sistema inmunitario, evitando así que se destruyan las células beta». Y además, es capaz de convertir las células que incrementan la glucosa en otras que sintetiza, almacenan y segregan insulina, un proceso denominado transdiferenciación.

El hallazgo, cuyo desarrollo ha sido publicado en la revista científica 'Nature Communications', se ha probado con éxito en ratones y modelos celulares, pero todavía no con heres humanos. «Hemos identificado una puerta y sabemos cuál es la cerradura. El siguiente paso es diseñar las posibles llaves», destacó Bernat Soria. En todo caso, según los miembros del equipo de investigadores aún queda mucho por hacer, porque la molécula aún no está preparada para formar parte de una pastilla destinada a los enfermos.

En este sentido, tanto Benoit Gauthier como Nadia Cobo detallaron que los siguientes pasos irán encaminados a comprender los mecanismos celulares que desencadenan los efectos que se han logrado evidenciar. «Debemos trasladar nuestros hallazgos al sistema inmune humano y estudiar bien su relación con los islotes pancreáticos», señalaron.Después vendrán los ensayos clínicos en pacientes para lograr la autorización del fármaco.

Los responsables del descubrimiento resaltaron la necesidad de inversión privada para continuar adelante y lograr resultados a medio plazo, ya que hasta ahora han logrado reunir cerca de 1,5 millones de euros en diversas convocatorias científicas desde 2010, además del apoyo que reciben desde las distintas asociaciones de pacientes afectados de diabetes, entre ellas la fundación estadounidense JDRF (Juvenile Diabetes Research Foundation) o la española Diabetes Cero.

Contenido Patrocinado

Fotos