Leonoticias

El dolor neuropático podría afectar a tres millones de españoles

El dolor neuropático podría afectar a tres millones de españoles

  • datos de la SEN

  • El crónico podría llegar al 11% de la población, de los cuales casi la mitad lo padece diariamente, lo que deteriora significativamente la calidad de vida del paciente

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Renueva tu comedor con muebles de diseño al mejor precio

Hasta 70%

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

La prevalencia del dolor crónico podría llegar al 11% de la población española, de los cuales un 47% padece dolor diariamente, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Por otra parte, la consulta por dolor supone la mitad de las visitas a atención primaria y, dentro de éstas, las de dolor neuropático representa ya el 25% en los centros de salud.

«El dolor neuropático se considera como uno de los peores dolores, no solo por la dificultad del tratamiento, debido a su enorme complejidad fisiopatológica, sino también por la forma tan intensa en la que lo experimentan los pacientes y que conduce a una pérdida de calidad de vida y a una limitación funcional acusada a lo largo del tiempo», dice el doctor José María Gómez Argüelles, coordinador del Grupo de Estudio de Dolor Neuropático de la Sociedad Española de Neurología. «Aunque en los últimos años se está produciendo un gran avance en el conocimiento de la fisiopatología del dolor neuropático y se están desarrollando nuevas moléculas más específicas para el tratamiento de esta entidad, actualmente, el dolor neuropático crónico constituye un reto diagnóstico y terapéutico para toda la comunidad médica».

En España, el 8% de los pacientes que acuden al neurólogo sufren este tipo de dolor, siendo el octavo más diagnosticado en orden de frecuencia, y existirían, como mínimo, entre 300.000 y 600.000 personas afectadas, según la SEN, aunque algunos estudios sitúan una prevalencia de 6-8% de la población, lo que se traduce en unos tres millones de afectados sólo en el territorio español.

«El dolor neuropático engloba diferentes etiologías, mecanismos fisiopatológicos y manifestaciones clínicas», prosigue el doctor Gómez Argüelles. «Esto hace que, en muchas ocasiones, los pacientes no reciban un diagnóstico ni un tratamiento terapéutico adecuado o que estén esperando a que se consiga identificar el fármaco y la dosis adecuada . En la actualidad, el cuadro de dolor neuropático dura más de 12 meses en más del 65% de los pacientes y, a diferencia de otros tipos de dolor, el neuropático no responde a los fármacos más comúnmente utilizados para el tratamiento del dolor».

El tratamiento actual se sustenta en anestésicos y derivados opioides, unidos a otro tipo de terapias no farmacológicas, o a medidas intervencionistas para casos muy seleccionados, como la radiofrecuencia o los bloqueos nerviosos. Sin embargo, no siempre son eficaces. La mitad de los pacientes consigue reducir en casi un 30% su dolor, pero la mayoría no logra controlarlo completamente.