Leonoticias
Cuatro claves para ser madre después de los 40

Cuatro claves para ser madre después de los 40

  • medicina reproductiva

  • Frente a los riesgos de un fallo cromosómico en el feto existen técnicas que ayudan a lograr el embarazo. ¿Qué debe hacer una mujer de esta edad antes de dar el paso?

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Cada vez son más las mujeres que prefieren postergar el momento de la maternidad, debido a razones sociales: carrera profesional, estabilidad económica y afectiva. Sin embargo, el pasar de los años afecta la calidad ovárica y reduce la reserva ovocitaria, lo que hace improbable un embarazo espontáneo. Aquí, respondemos cinco preguntas que las mujeres se plantean con frecuencia cuando se habla del tema.

«Hay muchos mitos sobre la maternidad tardía, una opción cada vez más extendida en nuestra sociedad», asegura el doctor Antonio Requena, director general médico de IVI. «Es posible ser madre más allá de los 40, gracias a que la medicina reproductiva desarrolla técnicas y procedimientos para ayudar a lograr el embarazo».

¿Qué riesgos existen?

«El mayor riesgo que existe, que ya observamos a partir de los 35 años, pero se agudiza al atravesar la frontera de los 40, es el fallo cromosómico en feto», asegura el doctor Requena. «Derivado de esto, observamos un mayor índice de abortos». Para contrarrestar este trastorno, se recomienda hacer un mapa cromosómico del embrión antes de transferirlo, lo que aumenta la posibilidad de éxito. Otra alternativa es preservar los óvulos cuando la mujer es más joven.

¿Qué es la ovodonación?

La donación de óvulos ayuda a solventar una escasa cantidad de los óvulos, insuficientes para conseguir el embarazo. «En estos casos sabemos que intentar buscar gestación con óvulos de donante es lo más recomendable porque el resto de aparato reproductor no envejece a la misma velocidad, es decir, que el útero es válido pero no tanto sus óvulos», mantiene el doctor Requena.

¿Qué ventajas ofrece la maternidad tardía?

«Nos encontramos con mujeres con una estabilidad emocional, económica y profesional, se encuentran en un momento óptimo y maduro, y afrontar un embarazo y una crianza en ese momento siempre es muy ventajoso», sentencia el doctor Requena.

¿Qué debe hacer una mujer con más de 40 años antes de dar el paso?

-Un estudio médico para saber que tiene un buen estado de salud.

-Una vez decidido, no demorar. «Los años aquí son claves y si después de 6 meses no llega un embarazo natural, hay que ponerse en manos de un médico especialista», dice el doctor Requena.

-Realizarse un estudio cromosómico previo de los embriones, para tener un niño sano.

-Aceptar la alternativa de la ovodonación, en caso de no lograrlo con los propios.