Cáncer de mama: así es vivir con el gen maldito

Beatriz, con su hija, Lidia, y su madre./
Beatriz, con su hija, Lidia, y su madre.

Algunas mujeres son portadoras de una mutación genética que les obliga a enfrentarse a sus peores temores

ELENA CASTELLÓ / MUJERHOY

A pesar de los avances, la palabra cáncer sigue significando miedo y angustia para muchos pacientes. Hay numerosos tumores que han mejorado radicalmente su pronóstico y otros tienden a convertirse en una enfermedad crónica. Pero, ¿qué ocurre cuando uno se sabe portador de una mutación genética que aumenta el riesgo de padecer un tipo de cáncer y ese riesgo afecta también a otros miembros de la familia?

Esta es la noticia a la que tuvieron que enfrentarse Beatriz, Marta e Isabel. A las tres les detectaron la enfermedad cuando todavía estaban en la treintena y a las tres sus médicos les propusieron someterse a un análisis genético para saber si eran portadoras de los genes BRCA1 y BRCA2, asociados a un mayor riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario. Las tres resultaron portadoras de la mutación. Y las tres tuvieron que tomar difíciles decisiones, al igual que otros miembros de su familia, afectados también por ese descubrimiento genético. (Más información en Mujerhoy.com).

Fotos