Leonoticias

Los antibióticos, cada vez menos eficaces frente a las infecciones

Antibióticos en una farmacia.
Antibióticos en una farmacia. / M. Álvarez
  • La OMS aconseja usarlos con cuidado porque cada vez hay más infecciones «más difíciles de tratar»

  • Su uso indebido favorece la aparición de resistencias y estos fármacos pierden su eficacia

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de la necesidad de utilizar "con cuidado" los antibióticos ya que su uso indebido favorece la aparición de resistencias y hace que cada vez haya más infecciones cuyo tratamiento se vuelve "más difícil" debido a la pérdida de eficacia de estos fármacos.

Este organismo de Naciones Unidas celebra del 14 al 21 de noviembre la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos bajo el lema 'Manéjalos con cuidado', recordando que la resistencia a los antibióticos es "una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo".

"Puede afectar a cualquier persona, sea cual sea su edad o el país en el que viva", según la OMS, que reconoce que la resistencia a los antibióticos es un fenómeno natural aunque su uso indebido en el ser humano y los animales "está acelerando el proceso".

Los antibióticos son medicamentos utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas y la resistencia se produce cuando las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos, aclara la OMS, de modo que son éstas, y no los seres humanos ni los animales, las que se vuelven resistentes.

Estas bacterias farmacorresistentes pueden causar infecciones en el ser humano y en los animales y esas infecciones son más difíciles de tratar que las no resistentes. Además, la resistencia a los antibióticos está aumentando en todo el mundo "a niveles peligrosos".

Se prolongan las estancias hospitalarias

Esto hace que infecciones como la neumonía, tuberculosis y gonorrea sean más difícil de tratar y que en otros casos se prolonguen las estancias hospitalarias, se incrementen los costos médicos y aumente la mortalidad.

Por ello, la OMS reclama que se cambie urgentemente la forma de prescribir y utilizar los antibióticos ya que, aunque se desarrollen nuevos medicamentos, si no se modifican los comportamientos actuales, la resistencia a los antibióticos seguirá representando una grave amenaza.

Los cambios de comportamiento también deben incluir medidas destinadas a reducir la propagación de las infecciones, a través de la vacunación, el lavado de las manos, la seguridad de las relaciones sexuales y una buena higiene alimentaria.

Además, la OMS ha recordado que en los países donde los antibióticos se pueden adquirir sin receta médica para uso humano o veterinario, la aparición y propagación de la farmacorresistencia empeora. Y en los países que carecen de directrices terapéuticas normalizadas, el personal sanitario y veterinario tiende a prescribirlos -y la población general a consumirlos- en exceso.

"Si no se toman medidas urgentes, el mundo está abocado a una era post-antibióticos en la que muchas infecciones comunes y lesiones menores volverán a ser potencialmente mortales", ha alertado este organismo, que en la 68 Asamblea Mundial de la Salud celebrada en mayo de 2015 aprobó un plan mundial de acción para hacer frente a este problema.