No hay relación entre el fuego en Galicia y la Ley de Montes

No hay relación entre el fuego en Galicia y la Ley de Montes

Con la ola de incendios, se vuelve a difundir el rumor de que los fuegos forestales se provocan para poder recalificar el suelo

I. ASENJO

«Gracias a la Ley de Montes, ahora podrán edificar en los montes quemados». Raro sería que alguien no hubiera escuchado esta frase en las últimas horas. Quizá la haya recibido en forma de texto por Whatsapp. Pero no, los terrenos quemados en Galicia, no podrán recalificarse. Y es que con cada incendio, la misma historia. Ya ocurrió en junio con Doñana y vuelve a aparecer ahora con la ola de fuegos que azota el noroeste de la península ibérica.

Así, mientras las llamas continúan devastando Galicia, las teorías conspiranoicas y los bulos llegan a las Redes Sociales junto a los pirómanos especuladores. Los sabios parece que ya sabían desde hace tiempo que este fuego era para edificar y tienen revolucionado Twitter y Facebook con varias hipótesis.

Estas se centran en la Ley de Montes aprobada en 2003 y reformada en 2015. La normativa prohíbe construir durante 30 años en las áreas forestales quemadas. Y contempla excepciones. Eso sí, no se podrían aplicar en casos como el gallego o el pasado incendio en Doñana, ya que solo se pueden acordar si se hubieran planteado previamente al incendio.

Los ecologistas renuncian a «respuestas facilonas» ya que estas hipótesis se propagaron en 2015 y seguirán apareciendo por la impotencia y la rabia con cada incendio.

La ley gallega, aprobada en 2012, recoge que “en terrenos afectados por incendios forestales, no podrá producirse un cambio de uso en 30 años”. También contempla excepciones, pero solo para cambios “previamente aprobados” o en trámite de aprobación. Es decir, no haría falta provocar ningún incendio, ya que esta posible recalificación sería previa.

«No existe una base que relacione este incendio del parque natural con una recalificación», aclaran en Ecologístas en Acción y WWF. El PP aprobó en 2015 una reforma de la Ley de Montes que prohíbe construir durante 30 años en las áreas quemadas. Esta normativa incluye una salvedad, las comunidades pueden recalificar las zonas forestales que hayan ardido «cuando concurran razones imperiosas de interés público de primer orden». Para eso los Gobiernos regionales deben aprobar una ley autonómica que especifique cuáles son esas «razones», algo que no se aclara ni se concreta en la legislación estatal. Además Andalucía no ha hecho ninguna normativa en ese sentido, por lo que no podría recalificarse en esos terrenos hasta pasados treinta años.

Según el estudio España en llamas, de la Fundación Civio, solo el 0,15% de los incendios ocurridos entre 2001 y 2013 se provocó para obtener una modificación en el uso del suelo. Lo más habitual es que se traten de campesinos y ganaderos tratando de ganar terreno al monte, actos vandálicos, pirómanos, cazadores o motivaciones no declaradas.

Por otro lado, tras una jornada informativa descontrolada por el fuego, las noticias llegan por todos los medios posibles. Algo que propicia informaciones erróneas que se difunden en las Redes Sociales sin base alguna. Así, varios fueron los bulos que se viralizaron a raíz de los incendios en Galicia. Cuentas como @malditobulo han recogido en Twitter muchas de estas noticias falsas.

Fotos