Poner a Canarias en el mapa

Poner a Canarias en el mapa

El Senado aprueba una moción para que los libros escolares coloquen a las islas en su ubicación real, y no en un recuadro bajo Baleares

ALFONSO TORICESMadrid

Los canarios están cansados de que haya españoles que piensen que sus siete islas están ubicadas en el Mediterráneo, justo debajo de Baleares, que es donde numerosos mapas escolares o meteorológicos las sitúan, en el interior de un recuadro, para simplificar y facilitar su representación junto al resto del territorio español.

El archipiélago está en el Atlántico, frente a las costas africanas del Sáhara, y a unos 1.700 kilómetros de la península ibérica -la misma distancia que hay entre Barcelona y Praga-, recordó hoy en el Senado María José López, parlamentaria de Nueva Canarias, y así quiere que se refleje a partir de ahora en todos los mapas.

La Cámara Alta encontró razonable su demanda y todos los partidos aprobaron por unanimidad una moción que insta al Gobierno a que se dirija a las comunidades autonómas para solicitarles que, en el futuro, todos los libros de texto y demás materiales educativos que manejan en sus colegios e institutos garanticen que las Islas Canarias se ubican en su enclave correcto, incluso respetando las escalas de distancia con Europa y África y la correcta separación entre las siete islas.

López, con el apoyo del resto de formaciones, señaló que, además de una petición en favor de «la veracidad y el rigor», es la única forma de que el resto de españoles pueda comprender las señas de identidad que otorgan a los canarios su emplazamiento histórico y puedan intuir las «enormes dificultades» que padecen por las grandes distancias que les separan, no solo con la península sino también entre islas. «La gente se sorprende cuando conoce, por ejemplo, que la distancia que existe entre El Hierro y Lanzarote (las más alejadas entre sí) es de 612 kiómetros, 14 más de los que hay entre Madrid y Coruña», explicó.

     La senadora confesó que decidió tomar la iniciativa hace bastantes meses, cuando hojeó con asombro un libro de Primaria con el que se educan alumnos de un colegio de la Comunidad de Madrid. Comprobó que en las páginas que desgranaban la geografía española las dos provincias canarias eran las únicas que no aparecían en el tratado y que su archipiélago tampoco estaba incluido en el mapa con el que explicaba la Unión Europea. Habían suprimido de golpe, indicó, a dos millones de europeos y de españoles de la educación que reciben estos niños.

Pero el olvido o las incorrecciones con Canarias y los canarios no son solo privativos de los libros escolares o de los mapas del tiempo de numerosas televisiones o sitios de internet. La senadora de Nueva Canarias lamentó que algunas páginas web o publicaciones oficiales de la Unión Europa también descolocan o olvidan a sus islas. Por eso motivo, y tras su primer éxito en la Cámara Alta, María José López se dispone a dirigirse oficialmente a las instituciones europeas para pedir respeto para un territorio comunitario que es algo más de «un paraíso al que ir de vacaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos