Pasear y ver la televisión, las actividades de ocio preferidas por los españoles

Una familia pasea por la playa.
Una familia pasea por la playa. / Archivo

La mitad de los encuestados por el CIS cree que irse de vacaciones es divertido y relajante, pero cuatro de cada diez opinan que los viajes suponen demasiados gastos

ÁLVARO SOTOMadrid

Llegan las vacaciones y el Centro de Investigaciones Sociológicas ha preguntado en su nuevo barómetro, hecho público este miércoles, por los planes de los españoles para su tiempo de ocio. Pasear, elegida por el 71,8% de los encuestados, y ver la televisión (68,9%) son las actividades más comunes para los ciudadanos en su tiempo libre. Por detrás se sitúan escuchar música (42,8%), leer (42,3%), navegar por internet y por las redes sociales (37,8%), ir al campo (35,2%) y hacer deporte (33,2%).

En esos días de descanso, la mayoría prefiere dedicar tiempo a su familia. Así lo hace el 56,7%, pero también, descansar (55%) y ver a otros familiares y amigos, el 34,3%. Más de la mitad de los entrevistados por el CIS disfruta viajando. Para el 52,6%, desplazarse por ocio es “divertido”; para el 50,9% es “relajante” y para el 37,3% es sinónimo de evasión. Pero también hay cosas negativas: el 40,6% cree que viajar implica demasiados gastos y el 4,1% opina que solo ocasiona molestias.

Entre los que viajan, el 56,3% prepara personalmente su aventura y el 21,9% prefiere hacerlo a través de una agencia o de una asociación. Los destinos preferidos son los de sol y playa (41,8%), los de la naturaleza (21,1%) y los culturales (16%) y la mayoría (67,8%) elige quedarse en España frente al 27,7% que prefiere marcharse al extranjero.

Pero las vacaciones también llegan a su fin, y ¿qué ocurre en ese momento? Pues hay de todo. Para más de un tercio de la población (37,5%) regresar a la rutina no significa nada especial y un grupo similar, el 32,1%, asegura sentir satisfacción al reemprender la vida normal. Pero uno de cada cinco (el 21,3%) siente temor a enfrentarse de nuevo al día a día y un 2,3% se ve abrumado por la pereza, la desgana o la resignación.

Fotos