Pamplona despide los Sanfermines 2017 con el tradicional 'Pobre de Mí'

Miles de personas han entonado en diferentes puntos de Pamplona el tradicional 'Pobre de mí'. / Villar López (Efe)

El alcalde Joseba Asirón califica las fiestas de este año como «muy buenos»

PABLO OJER Pamplona

Tan puntual como fue el inicio de los Sanfermines, a las doce, Pamplona acaba de despedir 204 horas de fiesta continua que se han caracterizado por una menor afluencia de visitantes pero con una tranquilidad que hacía tiempo que no se vivía en la capital navarra.

La plaza Consistorial presentaba un aspecto abarrotado. Miles de personas todavía ataviadas de blanco y rojo escucharon las palabras del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, en silencio a pesar de sabían lo qué iba a decir, no se saltó el protocolo. “Se han acabado las fiestas de San Fermín. ¡Vivan los Sanfermines 2018!”. Y a continuación las miles de gargantas entonaron el también tradicional “Pobre de mí que se han acabado las fiestas de San Fermín” para, a continuación, saltar con algarabía al recordar que “ya falta menos para San Fermín”.

Más de 1,45 millones de personas participaron en los actos de San Fermín

Más de 1,45 millones de personas han participado en los 425 actos y actividades programados por el Ayuntamiento de Pamplona durante estos Sanfermines, lo que supone un leve descenso respecto a los 1,5 millones de espectadores del pasado año. A esa cifra se unen las 120.000 personas, aproximadamente, que han acudido a los espacios cedidos por el Consistorio a los distintos colectivos (Taconera, Bosquecillo, plaza de Recoletas, plaza Virgen de la O y Antoniutti, donde se han organizado 170 actos más).

Estos son algunos de los datos del balance de las fiestas de San Fermín 2017 que se han dado a conocer este sábado en rueda de prensa por el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y los concejales delegados de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Aritz Romeo, de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, Maider Beloki, y la concejala especial de Igualdad y LGTBI, Laura Berro.

Joseba Asiron ha hecho un balance "muy positivo" de estos Sanfermines en los que se ha avanzado, ha dicho, en "recuperar la imagen de San Fermín como unas fiestas participativas y espontáneas" y en la "consolidación de Pamplona como ciudad referente en la lucha en contra de las agresiones sexistas". También en la "visibilización" del carácter familiar de las fiestas.

El alcalde ha subrayado que se ha realizado una programación "extensa y de calidad que no ha marginado a ninguna franja de edad". Ha destacado que el "ambiente ha sido magnífico" y ha valorado la "simbiosis" entre la programación oficial y los espacios colectivos que, en su opinión, "han funcionado correctamente creando un cinturón de espacios alternativos que han permitido diversificar la oferta y complementar las actividades del programa oficial".

Asiron se ha marcado como retos para el año que viene "trabajar en la regulación del comercio de los denominados manteros; fomentar un clima óptimo de convivencia que implique también el respeto a la ikurriña como un símbolo propio de parte de nuestra ciudadanía; reforzar la colaboración con otras administraciones para que cuestiones como las agresiones a conductores de villavesas sean historia y seguir apostando por afianzar apuestas respetuosas con el medioambiente como es el caso del vaso reutilizable".

Finalizan así unos Sanfermines que el alcalde calificó como “muy buenas fiestas” con un ambiente de calle “muy positivo”. En los aspectos negativos, el alcalde destacó las agresiones sexistas, pero buscó el lado positivo y valoró que “una vez más Pamplona y la ciudadanía de Pamplona se han puesto a la cabeza del Estado en lo que es liderar esa lucha contra los ataques sexistas”. A falta de lo que pueda suceder esta noche, los Sanfermines se han saldado con 12 denuncias por tocamientos y una por agresión sexual. En total, se han producido 11 detenciones. Es decir, sólo quedan por esclarecer dos tocamientos.

Eso sí, el alcalde no hizo referencia al importante descenso de visitantes que Pamplona ha vivido respecto a otros años. Todos los datos indican que el descenso ha sido importante. Desde los alojamientos hasta la hostelería y otros datos tan significativos como un descenso de alrededor del 10% tanto en la recogida de basura como en el número de denuncias.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos