El director de Oxfam en Haití contrató prostitutas con fondos de la ONG tras el terremoto de 2010

Vista de uno de los vecindarios en Haití tras el terremoto de 2010. / Reuters

La ONG admite que el comportamiento de su personal en Haití fue «inaceptable»

COLPISA / AGENCIASMadrid

La ONG Intermon Oxfam se ha visto salpicada en las últimas horas por un escándalo que tiene como responsable directo al que fuera su máximo responsable en Haiti, el holandés Roland van Hauwermeiren. Durante la misión humanitaria en la que la organización se embarcó tras el terremotó que en 2010 devastó la isla y dejó alrededor de 300.000 muertos, personal de la ONG contrató los servicios de jóvenes prostitutas y organizó orgías con los fondos de la ONG.

La denuncia la ha realizado el diario británico 'The Times', que asegura que un alto cargo de la organización contrató en el país caribeño a varias prostitutas. Las jóvenes fueron invitadas a la villa, las casas y a los hospedajes pagados por la organización para fiestas sexuales, según explica una fuente que vio imágenes de una orgía en la que las trabajadoras sexuales tenían camisetas de Oxfam y que aseguraba que algunas de las prostitutas podrían ser incluso menores de edad.

En 2011, la organización, que había recibido denuncias internas al respecto, lanzó una investigación y en un informe al que ha tenido acceso el diario británico determinó que había una "cultura de impunidad" entre algunos de los empleados. No logró, eso sí, determinar si algunas de las prostitutas eran menores: "No se puede descartar que alguna de las prostitutas fuera menor de edad".

Esta investigación culminó con la salida de siete personas de la ONG. Cuatro fueron despedidas y tres presentaron la renuncia. Precisamente uno de esos tres fue el director de la Intermon Oxfam en Haiti, Van Hauwermeiren, al que la directora ejecutiva de la ONG entonces, Barbara Stocking, ofreció una "salida por etapas y digna" porque su despido habría tenido "implicaciones potencialmente serias" para la labor de Oxfam y su reputación, según señala 'The Times'. El holandés se marchó sin ninguna acción disciplinaria de por medio pese a que, supuestamente, admitió haber contratado a prostitutas. En ningún momento, añade el rotativo británico, se informó a las autoridades haitianas ni se tomaron acciones legales.

Tras la publicación, Oxfam ha negado estar detrás de un "encubrimiento" para proteger su reputación. "Oxfam gestiona las acusaciones de mala conducta con una seriedad extrema", ha dicho una portavoz. Oxfam ha admitido que hubo acusaciones de que había involucradas chicas menores de edad, pero ha señalado que éstas "no fueron probadas". "Varios miembros del personal fueron despedidos como resultado de la investigación y otros dejaron la organización antes de que ésta se completara", ha indicadola representante.

"El director de la ONG en Haití asumió de forma completa la responsabilidad de los eventos que ocurrieron bajo su gestión y se le permitió dimitir sobre la base de que cooperó plenamente y apoyó la investigación", ha continuado la portavoz.

Posteriormente, la organización ha emitido un comunicado en el que reconoce que "el comportamiento de algunos miembros del personal descubierto en Haití en 2011 fue totalmente inaceptable", además de contrario a los valores que defiende la ONG y los "altos estándares" que espera de su personal. En este sentido, Oxfam ha indicado en su defensa que tan pronto como tuvo constancia de las acusaciones inició una investigación interna, de la que estuvieron informadas tanto la comisión de ONG del Parlamento británico como la agencia de cooperación británica (DFID) y otros importantes donantes como la UE y las agencias de la ONU.

"Nuestro objetivo principal en todo momento fue ir hasta el fondo y tomar medidas contra los involucrados y anunciamos públicamente, incluyendo a los medios, tanto la investigación como las medidas que tomamos como resultado de la misma", ha asegurado la organización humanitaria, que publicó sendos comunicados de prensa sobre el inicio y el final de la investigación.

Otro resultado de la investigación del caso fue la creación de un "equipo de protección específico y una línea de denuncia confidencial como parte de un paquete de medidas" con vistas a garantizar que se hace todo lo posible para proteger a su personal, prevenir el abuso sexual y la mala conducta y mejorar la forma en la que se aborda cualquier acusación.

La reacción de la ONG en España

Desde Oxfam Intermón, la sección española de la ONG, han considerado que la información publicada este viernes supone una "fuerte llamada de atención para los distintos miembros de la confederación Oxfam alrededor del mundo". "Nuestra defensa de los derechos de las mujeres, máxime en situación de vulnerabilidad, es parte de nuestra identidad. Estamos del lado de las víctimas y demandamos una actuación contundente y transparente ante casos de acoso y abuso", ha asegurado la ONG española.

Asimismo, en su defensa ha explicado que en Haití contaban con una línea de gerencia diferenciada y que la ONG tiene una "política de cero tolerancia ante cualquier caso de acoso y abuso sexual". En este sentido, cuenta con un código de conducta que asumen todos sus trabajadores y con mecanismos de denuncia confidenciales para cualquier persona. Además, la ONG responde a todas las denuncias que recibe abriendo una investigación cuando es necesario, contando para ello con apoyo especializados.

Temas

Haiti

Contenido Patrocinado

Fotos