Decenas de metros arrastrado del cuello en el peligroso encierro de Miura, que cierra los Sanfermines

Imagen del encierro de Miura. /Afp
Imagen del encierro de Miura. / Afp

La carrera ha sido la más rápida de las fiestas con 2 minutos y 12 segundos de duración y siete heridos, todos por contusiones

PABLO OJER Pamplona

Sin duda, la imagen que quedará de este encierro, y tal vez de los Sanfermines 2018, será la de un toro que arrastra durante decenas de metros, desde la zona de Telefónica hasta el centro del Callejón, a un mozo a quien ha enganchado por el pañuelo. Sin embargo, este joven no es ni el único herido, en total han sido trasladadas siete personas, ni es el más grave. De hecho, ya ha sido dado de alta. Algo ya se intuía, cuando la Policía Foral ha tenido que abrir una de las barreras de sujeción de corredores. Sin duda, hoy ha sido el encierro más multitudinario de los ocho celebrados. Y precisamente la cantidad de gente ha sido el principal problema, porque los seis astados de Eduardo Miura se han comportado con absoluta nobleza, tal y como se esperaba de ellos. Las caídas han sido numerosas, lo que ha provocado incluso que los propios toros hayan tropezado.

La carrera ha comenzado con un extraño gesto de uno de los cabestros, que ha salido despistado y se ha chocado contra la pared de la izquierda. Por fortuna, ha continuado el resto de la carrera en perfectas condiciones. Otro de los cabestros ha encabezado la manada hasta llegar casi a la plaza Consistorial donde un toro cárdeno ha tomado el mando. Eso sí, al contrario de lo que ha sucedido en el resto de encierros, en el de hoy todos los astados han ido a parar contra la curva de la Estafeta. Por fortuna no había ningún corredor despistado que haya cogido mal la curva y lo único que ha provocado es que la manada se ha disgregado ligeramente. De esta forma, los corredores han tenido más oportunidades para coger cuerno. Pero ha sido tal la cantidad de corredores que había que ha habido más peleas entre los mozos por hacerse un hueco que con los astados.

Hasta que han llegado al tramo de Telefónica y se ha producido la dantesca escena del corredor enganchado por el pañuelo. El toro le ha empitonado por la espalda sin provocarle herida, le ha rasgado la camiseta pero no ha podido con el pañuelo, por lo que lo ha arrastrado decenas de metros. El muchacho, un francés de 27 años, ha tenido la frialdad, o el acto reflejo, de agarrarse al cuerno, lo que ha evitado que el Miura le estrangulase, hasta que finalmente ha conseguido deshacer el nudo del pañuelo y se ha liberado. A pesar de la aparatosidad de la escena, lo cierto es que el mozo ha sido el primero en abandonar el centro sanitario al que ha sido trasladado más por precaución que por otra cosa puesto que tan solo presentaba una pequeña herida en el cuello. Se ha cogido un taxi y se ha ido.

El resto de heridos tampoco revisten excesiva gravedad. Tan sólo dos permanecerán algunas horas en observación debido a los traumatismos craneales que presentan. Se trata de DED, vecino de Madrid, de 32 años, que ha resultado herido en el tramo de Telefónica y de PBG, de la localidad de Oyón (Álava), de 21 años, que se ha golpeado en el tramo del Ayuntamiento. Con pronóstico leve y que probablemente abandonarán el hospital a lo largo de la mañana han sido trasladados DAB, de Tafalla (Navarra), de 37 años, que sufre un traumatismo costal y diversas heridas y ha resultado herido en la Estafeta. RVC, de Navarra, de 21 años, tiene un traumatismo craneal y un traumatismo en el hombro derecho fruto de los golpes en Telefónica. JNV, navarro de 41 años, ha sufrido un traumatismo en el tobillo, y otro maxilofacial en el tramo de Mercaderes. Finalmente, PFL, madrileño de 27 años, sufre un traumatismo con deformidad dorsal. Ha sido herido en el tramo de Telefónica.

Una vez en la plaza, dos de los astados han dado una minivuelta al ruedo, muy típica de la ganadería sevillana y todos han entrado a toriles en un tiempo record de 2 minutos y 12 segundos, el encierro más rápido de estas fiestas y con las que se dan por concluidos los encierros de los Sanfermines 2018.

Han sido unos encierros que han resultado especialmente rápidos, el más largo ha durado 2 minutos y 56 segundos, y especialmente benignos, tan sólo se han producido 2 heridos por asta de toro.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos