Las madres de hijos asesinados serán víctimas de Violencia de Género

Ángeles Álvarez interviene en el Congreso. / Efe

El pacto se vota mañana en el Pleno del Congreso para su aprobación definitiva e incorporará esta medida a través de un voto conjunto de todos los grupos

EFEMadrid

Todos los grupos políticos han consensuado una propuesta para incluir en el pacto de Estado de Violencia de Género que se considere víctimas de este tipo de maltrato a las madres cuyos hijos hayan sido asesinados por sus parejas o exparejas.

El pacto de violencia de género se vota mañana en el Pleno del Congreso para su aprobación definitiva e incorporará esta medida a través de un voto conjunto de todos los grupos, según han explicado los portavoces parlamentarios. El Pleno de la Cámara Baja va a votar las 213 medidas recogidas en el informe elaborado por la Subcomisión para impulsar el pacto de Estado de Violencia de Género, que fue avalado por la Comisión de Igualdad el 28 de julio, con los votos a favor de todos los partidos, excepto Podemos, que se abstuvo y que parece que volverá a hacerlo.

El debate incorporará esta propuesta consensuada, a iniciativa del PSOE, para que se reforme la Ley Integral de Violencia de Género y se reconozca como "víctimas directas" a estas madres, para que tengan acceso a la asistencia, ayuda y protección prevista en la legislación. Además de la votación de las medidas, con una dotación económica de 1.000 millones en cinco años, se van a debatir otros votos particulares de algunos grupos.

Votos particulares

La portavoz socialista, Ángeles Álvarez, va a defender doce votos particulares para que se remitan al Gobierno junto al texto de las medidas, además de las iniciativas que ya fueron respaldados en la Comisión, como la reforma del aborto en relación con las menores para que no precisen el consentimiento de sus padres en caso de maltrato.

Los socialistas también proponen cambiar la ley que permite a las mujeres no declarar contra sus parejas, anulando en muchos casos la única prueba de cargo contra los maltratadores, y que se garantice el derecho de reparación del daño cuando el Estado tiene responsabilidad por una mala praxis de las administraciones. "Nos preocupa la celeridad de la puesta en marcha de las medidas", ha dicho Álvarez, quien va a pedir que el primer presupuesto que se haga para la ejecución del pacto sea de al menos 200 millones de euros. "El pacto es necesario, seremos leales con los acuerdos y ahora esperamos que el Gobierno también lo sea", ha añadido.

Unidos Podemos mantiene los argumentos de su enmienda a la totalidad y los 34 votos particulares, por lo que tiene previsto volver a abstenerse en la votación definitiva del pacto, según ha confirmado su portavoz Ángela Rodríguez. "En estos momentos, sabiendo que nadie va a apoyar nuestra enmienda a la totalidad, ni ninguna otra propuesta, nuestro voto será la abstención", ha dicho la parlamentaria. Para este grupo, aunque el pacto "tiene medidas que están bien es insuficiente y no tiene garantía presupuestaria, ni de ejecución y no se sabe cuándo se van a poner en marcha y más ahora que se han aplazado los presupuestos".

Unidos Podemos justifica su abstención en "diferencias políticas de enfoque muy profundas", porque entiende que "las políticas de igualdad son la mejor manera de hacer prevención contra la violencia de género y todas las medidas en materia de igualdad que propusimos fueron rechazadas, diciendo que era un pacto de violencia y no de igualdad". Además, Rodríguez ha lamentado que el pacto no incorpore todas las formas de violencia, tal y como prevé el Convenio de Estambul.

Desde Ciudadanos, Patricia Reyes ha destacado la importancia de que se consiguiera mañana la unanimidad "porque las medidas aprobadas en el pacto van a traer cosas muy positivas a la lucha contra esta lacra". Su partido va a defender en un voto particular que se establezca "un sistema de control del dinero, para que las distintas asociaciones o administraciones tengan que rendir cuentas y se evalúe la eficacia de esa medida o en su caso se dedique a otra cosa".

Pacto de Estado

La portavoz del PP, Carmen Dueñas, ha apelado a los grupos a lograr "esa unanimidad para el primer pacto de Estado que se cierra en la Cámara". "Lo importante era conseguir un paquete de medidas, seguro que hay que hacer muchas más cosas", ha reconocido la parlamentaria popular, quien ha señalado que hay que seguir trabajando en esta lucha que deja "cifras preocupantes" de víctimas.

La diputada del Grupo Mixto, Marta Sorlí, ha anunciado su apoyo al texto, que entienden "sería mejorable, pero también es un avance para incluir recursos y propuestas contra la violencia de género, más allá de los matices de cada partido".

La parlamentaria de Compromis ha explicado que su grupo presenta tres votos para reclamar una ley marco de violencias machistas, equiparar las víctimas de maltrato a las del terrorismo e incluir la prostitución como una forma de este tipo de maltrato.

Fotos