Juana Rivas expresa su confianza en la Justicia tras entregar a sus dos hijos

El padre de los menores llega a la dependencias de la Guardia Civil. / Efe

Francesco Arcuri ha abandonado con sus vástagos la Comandancia de la Guardia Civil en varios coches con las lunas tintadas

JAVIER MORALES y AGENCIASGRANADA

Juana Rivas ha expresado su confianza en el sistema judicial tras entregar hoy a sus dos hijos a la Guardia Civil de Granada, en cumplimiento de la orden que la obligaba a restituir a los menores al padre, el italiano Francesco Arcuri.

A través de un comunicado remitido a Efe, el equipo jurídico de esta vecina de la localidad de Maracena (Granada) ha recordado que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada la requirió para que entregara a los niños en el Punto de Encuentro Familiar a las 17.00 horas de esta tarde para cumplir con las resoluciones judiciales establecidas.

El equipo jurídico ha "disentido respetuosamente" del auto que fijó tal orden y lo ha recurrido, aunque "en acatamiento" de lo resuelto judicialmente y como "manifestación de obediencia y respeto" hacia el órgano judicial finalmente Juana Rivas ha entregado a los niños, indica el comunicado. También ha agradecido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su "trato amable, sensible y humano a lo largo de todas las diligencias".

Finalmente, el equipo jurídico ha apostillado que Rivas "confía" en el ordenamiento jurídico y en el sistema judicial y que su propósito es conseguir "sólo lo que sea más favorable para el interés superior de los menores". "Quedamos a la espera de la resolución de los recursos planteados y acciones judiciales ejercitadas", concluye el comunicado.

Expareja

Por la mañana, la expareja de Juana Rivas ha afirmado este lunes que sus dos hijos se encuentran bien y tranquilos después de que su madre -la vecina de Maracena investigada por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia- los haya entregado finalmente ante la Guardia Civil. Así lo ha explicado Adolfo Alonso, el abogado del padre, Francesco Arcuri, quien ha abandonado las dependencias de la Guardia Civil acompañado de sus hijos, de 11 y 3 años, a los que Juana Rivas ha llevado hasta esta sede del cuerpo armado de manera anticipada y voluntaria.

El letrado ha apuntado que el intercambio de los menores entre los progenitores se ha desarrollado de acuerdo a lo previsto y ha subrayado la labor de la Guardia Civil, que ha facilitado que los niños se marchen con el padre sin haberse visto sometidos a la presión mediática. El padre y los menores han salido por la parte de atrás de la Comandancia en varios vehículos con las lunas tintadas.

Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar contra Juana Rivas, quien lo volvió a denunciar por malos tratos en julio del año pasado, ha accedido a las instalaciones del instituto armado sobre las 13.30 horas y las ha abandonado ya con sus hijos pasadas las tres de la tarde.

Horas antes, Juana Rivas entregaba finalmente a los menores a la Guardia Civil. Lo ha hecho en un punto distinto al previsto incialmente, y no como estaba previsto que fuera esta tarde en el Punto de Encuentro Familiar de la Junta de Andalucía. La vecina de Maracena finalmente ha acatado la decisión judicial en cumplimiento del auto de la juez instructora que la pasada semana le dio un ultimátum.

El padre de los niños, Francesco Arcuri, ha llegado a la Comandancia de la Guardia Civil pasadas las 13:00 horas para recoger a los dos menores en un todoterreno gris junto a su procuradora.

Por su parte la juez titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada ha dejado sin efecto los detalles concretos indicados en el auto del pasado jueves, sobre la entrega de los niños. No están previstas más diligencias durante el día de hoy por parte del Juzgado de Instrucción N.2 de Granada.

Presentan un recurso de apelación a la puesta en libertad de Rivas

La Fiscalía de Granada ha formalizado hoy un recurso de apelación ante la Audiencia de Granada contra la decisión del Juzgado en funciones de guardia que el pasado martes acordó la puesta en libertad con cargos de Juana Rivas, la vecina de Maracena que hoy ha entregado a sus hijos en la Guardia Civil. Fuentes del Ministerio Público han explicado a Efe que se ha formalizado hoy el recurso de apelación, una de las dos vías posibles para oponerse al auto que la dejó en libertad con cargos la pasada semana horas después de que fuera detenida por la Policía Nacional en las inmediaciones de la sede judicial de Caleta.

Las mismas fuentes han precisado que el recurso de apelación ante la Audiencia de Granada se ha formalizado esta mañana porque el hecho de que Juana Rivas haya entregado en la comandancia de la Guardia Civil a los dos menores, de once y tres años, no modifica los hechos. La Fiscalía solicitó tras la detención de esta madre prisión provisional comunicada y sin fianza y ha explicado que se mantienen los mismos argumentos que el Ministerio Público esgrimió hace casi una semana al considerar que existe riesgo de fuga de esta madre, investigada por los posibles delitos de sustracción de menores y desobediencia.

Las mismas fuentes han explicado que el juzgado dará ahora traslado del recurso a las partes -a Juana Rivas y a su expareja- y que la Audiencia de Granada se pronunciará sobre la petición en un plazo de un mes. Han apuntado además que no han solicitado la declaración de las partes en una "vistilla", por lo que el tribunal provincial podrá pronunciarse sin escuchar a los progenitores de los dos menores o citarlos.

La mujer, que se instaló en el municipio granadino de Maracena en 2016 al trasladarse desde Italia para huir -según su relato- del maltrato de su expareja, estaba citada esta tarde a las 17.00 horas en el Punto de Encuentro Familiar de la Junta, en Granada capital.

Dicha citación la acordó el pasado jueves por la tarde el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal de la causa y que investiga a Rivas por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia.

La entrega de los menores esta mañana en dependencias de la Guardia Civil se ha producido pasado más de un mes desde que Rivas incumpliera la orden del Juzgado de Primera Instancia 3 de llevar a sus hijos al mismo punto en el que estaba citada para esta tarde.

La juez argumentó que la entrega respondía al cumplimiento de las resoluciones judiciales firmes y advirtió además de que, en caso de que no la acatara, se adoptarían las medidas cautelares que, vista la gravedad de los hechos investigados, se requirieran.

Esta misma semana el Juzgado encargado de la vía penal ha citado a declarar como investigadas a la asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, y a la psicóloga de este mismo centro, Teresa Sanz.

Las dos deberán comparecer el próximo miércoles por su presunta intervención como "inductoras o partícipes necesarios" en la sustracción de los dos menores.

Un día después tendrán que declarar los familiares de Juana Rivas, hasta segundo grado de consanguinidad, también en calidad de investigados y por su presunta intervención en el mismo delito de sustracción de menores.

Fotos