Cómo elegir los productos de limpieza adecuados para cada área

Productos de limpieza/Pixabay
Productos de limpieza / Pixabay

En el mercado existen innumerables opciones a la hora de elegir los productos de limpieza | Cualquier persona puede confundirse al adquirir algún tipo de desinfectante o disolvente

LEONOTICIAS

Cada espacio del hogar o de la oficina cuenta con diferentes áreas que tienen sus propias características. A la hora de efectuar la limpieza, cada zona debe ser tratada con productos que sean adecuados para cada superficie.

No es lo mismo realizar una labor de mantenimiento en el suelo de madera, que en los ventanales de un edificio o en el sótano de un centro comercial. Para cada área es necesario utilizar productos especializados, pues los químicos incorrectos podrían ocasionar deterioros o desperfectos.

En el mercado existen innumerables opciones a la hora de elegir los productos de limpieza. Cualquier persona puede confundirse al adquirir algún tipo de desinfectante o disolvente, por lo que hay que prestar atención a varios factores para no equivocarse en el supermercado.

Lo primero que se debe saber es que cada producto tiene unas características específicas. Es decir, cada líquido está formulado para un tipo de limpieza en particular. La persona que va a comprar los artículos de limpieza debe tener en cuenta su utilidad y la forma de emplearlo.

Leer la etiqueta

Para conocer sus funciones, el consejo más difundido es leer detenidamente el etiquetado del producto. La etiqueta contiene información sobre dónde se puede utilizar, los riesgos, las precauciones a considerar y cuál es su dosificación.

Aquí también se debe indicar qué sustancias componen el producto y la cantidad suministrada en su elaboración. Además, la etiqueta cuenta con diversos iconos de peligrosidad que informan al comprador sobre si es tóxico, corrosivo o inflamable.

Según su composición, los productos de limpieza pueden clasificase en 4 grupos: ácidos, álcalis, jabones y alcoholes. En el caso de los ácidos, estos suelen emplearse para la limpieza de sanitarios, azulejos o superficies vitrificadas. Es importante conocer que son corrosivos en las telas, cemento, en metales y hormigón.

Los álcalis son los recomendados en casos de manchas difíciles y en todas aquellas superficies resistentes. El producto es habitual utilizarlo en desengrasantes. Los jabones tienen capacidad espumosa y se usan en superficies más delicadas.

Respecto a los alcoholes, se trata de productos de secado rápido, pero inflamables. Su composición está presente en quitamanchas, limpiacristales y otros tipos de limpiadores.

Para aclarar este punto, los especialistas de Limpiezas LM2, una conocida empresa de limpieza en Madrid, explican a través de su página web limpiezaslm2.com que existen diferentes tipos de servicios, los cuales abarcan naves industriales, edificios, oficinas, garajes y comunidades, cada una con sus particularidades.

“Hay espacios, como los de las comunidades, en los que se requiere una alta frecuencia de limpieza y mantenimiento debido a las zonas de mayor tránsito”, señalan los expertos de una de las empresas de limpieza en getafe.

Elegir entre la variedad

Un elemento importante para saber elegir un producto de limpieza es conocer la variedad que ofrece el mercado. Es posible que existan diferentes marcas para un mismo producto, sin embargo, unos pueden ser más fuertes que otros, por lo que es necesario conocer su composición.

A veces, el aroma que despiden los químicos también puede variar. Un grupo puede ser más fuerte que otro. Incluso el comprador puede tener preferencia por determinado aroma sobre el resto, ya que el objetivo es un hogar u oficina que tengan un agradable olor.

Para el personal de Perfexya, un centro especial de empleo de limpieza, los métodos para la higiene y el trabajo diario deben ser perfeccionados. Según la compañía de limpiezas en Alcobendas, la innovación y los productos tecnológicos van de la mano para ofrecer un mejor servicio.

“En la limpieza de edificios deben ejecutarse procesos de higienización y desinfección”, añaden los especialistas de una de las empresas de limpieza en alcobendas.

Modo de empleo

La forma de utilizar el producto y su dosificación permitirán realizar una limpieza profunda y adecuada en la superficie a trabajar. No se trata solamente de usar agua, se trata de saber elegir el producto más idóneo para que el área quede lo mejor posible.

La limpieza es un proceso que abarca diversos aspectos logísticos, horarios de trabajo y aplicación de productos. Cada etapa tiene sus propias características, que son conocidas por los profesionales.

En Limpiezas SIL, una empresa de limpieza industrial en Madrid, los expertos comentan desde su sitio web limpiezasil.com que la limpieza industrial es un punto vital en el correcto funcionamiento de las naves y fábricas.

“Un lugar pulcro y ordenado mejora el ambiente laboral y facilita el desarrollo de los trabajos”, afirman los profesionales de la limpieza de cristales en altura.

Mantenimiento de piscinas

Las piscinas son espacios que deben recibir un constante mantenimiento. Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que fue aseada, entonces lo primero que debe realizarse es un profundo plan de limpieza.

Los expertos de NeoPiscinas, una importante empresa de mantenimiento de piscinas, indican que una buena conservación de las piscinas es fundamental no solo por el disfrute, sino en lo que respecta a la salud y a la higiene.

“No se trata de que el agua parezca que esté limpia, sino que realmente lo esté. Nuestros expertos saben cómo mantener el agua en perfecto estado”, destacan los especialistas sobre el mantenimiento de piscinas.

Entre los productos que pueden emplearse en el mantenimiento de las piscinas y los niveles de PH se encuentra el cloro. Su uso, con una medida correcta, actúa como un desinfectante del agua, con lo que se evita que aparezcan algas y se enturbie.

También está el floculante: Se trata de una sustancia que permite la clarificación del agua para mantenerla con un aspecto cristalino. Los especialistas informan de que el correcto nivel de PH de una piscina debe situarse entre 7,2 y 7,6.

Esto quiere decir que, para que los productos empleados tengan efecto, el PH debe mantenerse en estos niveles.

Elegir los productos de limpieza es una tarea que requiere cierto conocimiento. Una vez realizada la compra, el usuario solo tendrá que tomar nota de los productos en el caso de que hayan funcionado.

Contenido Patrocinado

Fotos