Copiaban exámenes vía WhatsApp pagando 300 euros a un docente en Murcia

La UMU sancionará al cabecilla del grupo de 20 alumnos de Economía y Empresa que fotografiaban los exámenes a tiempo real

FUENSANTA CARRERESMurcia

Con teléfonos y relojes inteligentes, copiaban las preguntas, y el profesor de una academia se las devolvía resueltas vía WhatsApp en otra foto durante el transcurso del examen. La Universidad de Murcia (UMU) ha logrado destapar una red de alumnos que, con la ayuda del docente de una academia privada que cobraba 300 euros por servicio, copiaban en los exámenes a tiempo real.

La Inspección de Servicios de la UMU ha propuesto sancionar al cabecilla de la trama, alumno del grado de Administración y Dirección de Empresas, con la expulsión de la facultad de Economía durante un cuatrimestre. El universitario, además de copiar en los exámenes y pagar por ello, había creado otro grupo de WhatsApp en el que, al parecer, revendía las respuestas por 30 euros.

La coincidencia de que varios estudiantes fallaran en las mismas respuestas en un examen de Estadística el pasado enero puso sobre la pista a los profesores de la Universidad de Murcia, que comenzaron a tirar del hilo hasta desenmascarar a los estudiantes. Según consta en el expediente elaborado por la UMU, el alumno sancionado acordó con su profesor de la academia pagarle 300 euros para que contestara a las preguntas de la prueba por WhatsApp durante la realización del examen, después de que se le remitiera una foto con el cuestionario, en connivencia con otros dos estudiantes. Según la declaración del alumno, el docente de la academia era conocido entre los estudiantes por utilizar ese método fraudulento.

El estudiante sancionado decidió además por su cuenta crear otro grupo de WhatsApp con más alumnos ofreciéndoles la posibilidad de copiarse de las fotografías con el examen resuelto durante el desarrollo de las pruebas a cambio de otros 30 euros por compañero.

El sancionado admitió durante su declaración en la UMU haber copiado en al menos dos exámenes, pero en la institución sospechan de que los alumnos implicados copiaron en más pruebas, probablemente también durante el curso pasado. El diferente grado de implicación de los estudiantes en la trama -unos copiaron una sola vez, otros no conocían el trasfondo, y uno actuó de cabecilla- determinará las sanciones que reciban.

La Universidad de Murcia estudia ahora trasladar el expediente donde consideren los servicios jurídicos para que se analice la participación del profesor externo.

Contenido Patrocinado

Fotos