Las 6 curiosas medidas que ha tomado Mercadona para no desperdiciar alimentos

Las 6 curiosas medidas que ha tomado Mercadona para no desperdiciar alimentos

El objetivo es disminuir la cantidad de comida que acaba en la basura

ANA ÁVILA

Los supermercados valencianos pretenden mejorar la eficiencia en sus más de 1.500 tiendas repartidas por toda España. Mercadona quiere acabar con los escandalosos números sobre comida que se desperdicia cada día y para ello está aplicando seis medidas que ya comienzan a dar resultado:

La teoría del árbol completo

Priorizar la calidad por encima de la belleza. La firma se aleja de las piezas de frutas enceradas y relucientes y asegura que ahora trae «algunas frutas directamente del árbol al supermercado evitando la manipulación intermedia» de esta forma «el cliente ahorra dinero y hay un mayor aprovechamiento agrícola».

Piden lo justo y necesario

Mercadona dispone de pedidos diarios a través de radiofrecuencia que le permite saber qué es lo que se vende al día en tiempo real y pedir al almacén sólo lo que se necesita en función de una predicción de ventas.

Ser más tenderos

La firma de Juan Roig está aplicando técnicas del comercio tradicional «cómo ajustar el precio de algunos productos en función del stock que tengamos» para dar salida a los productos cuando esté en sus óptimas condiciones evitando así que se acerque el día de caducidad.

No animar a almacenar de más

Mercadona se posiciona en contra de ofertas y promociones de 2×1 que animan al consumidor a almacenar productos en casa.

Donar los productos que están en buen estado

La empresa dona los productos que no están en buen estado para la venta pero que sí para el consumo a ONG y comedores sociales cercanos a sus tiendas. Además ha firmado acuerdos con los bancos de alimentos y otras entidades benéficas para donar productos de primera necesidad. En 2013 Mercadona donó 1.900 toneladas de comida

Aprovechar todos los productos

La firma dona a gestores autorizados aquellos productos caducados que no son aptos para el consumo pero que sí pueden servir para producir energía, crear compostajes o alimentar animales

Contenido Patrocinado

Fotos