Uno de cada tres parásitos se extinguirá en 2070

Detalle del mosquito de la especie Anopheles Gambiae, responsable de transmitir los parásitos que causan la Malaria. /Stephen Morrison (Efe)
Detalle del mosquito de la especie Anopheles Gambiae, responsable de transmitir los parásitos que causan la Malaria. / Stephen Morrison (Efe)

Los modelos más optimistas señalaron que la pérdida de especies sería de un 10%

EFEMadrid

El cambio climático podría causar la extinción de una tercera parte de las especies de parásitos hacia 2070, lo que, a su vez, alterará drásticamente los ecosistemas. Esta es la principal conclusión de un estudio internacional publicado hoy en Science Advances y que ha sido realizado con la participación de Roger Jovani, investigador de la Estación Biológica de Doñana del CSIC.

Se trata de un estudio pionero que analiza simultáneamente a los parásitos y a los simbiontes no parásitos, es decir comensales o mutualistas de los animales en los que se hospedan. Para ello, los autores han utilizado una gran base de datos global de los ácaros de las plumas de las aves, que actúan como "barrenderos" de las plumas de los pájaros.

El trabajo advierte de que los parásitos son uno de los grupos biológicos más amenazados de la Tierra. Este grupo de organismos incluye lombrices, tenias, gusanos, pulgas, garrapatas, piojos y otros parásitos.

La mayoría son conocidos por causar enfermedades en los seres humanos, el ganado y otros animales, pero lo cierto es que estos seres vivos juegan un papel importante en los ecosistemas, ya que ayudan a controlar la salud de las poblaciones salvajes y mantienen la circulación de energía a través de las redes tróficas. Y como muchos parásitos tienen ciclos de vida que implican pasar a través de diversas especies hospedadoras, la diversidad de parásitos se considera un signo de la salud de un ecosistema.

Para realizar este trabajo, los investigadores han estudiado la colección de parásitos del Smithsonian Museum, de Washington, que contiene más de 20 millones de ejemplares. El equipo de investigadores, que incluye 17 científicos de ocho países, ha pasado años rastreando el origen geográfico exacto de decenas de miles de especímenes de parásitos, añadiendo las coordenadas GPS, una información que ha sido esencial para este estudio y que ayudará en futuras investigaciones.

Una vez que la información geoespacial estaba completa, los datos se usaron para hacer predicciones sobre el futuro de los parásitos ante los cambios climáticos. Empleando predicciones climáticas, los investigadores han comparado cómo será el impacto del cambio climático en diversas situaciones sobre 457 especies de parásitos.

Los análisis han determinado que los parásitos están más amenazados incluso que los animales que les sirven de hospedadores, y que la capacidad de dispersión de los parásitos es determinante en el efecto que tendrá el cambio climático sobre su extinción. "Esto es muy relevante en escenarios como el actual de globalización y emergencia de enfermedades, abriendo una nueva vía en el estudio de los efectos de los saltos de hospedador", señala Jorge Doña, investigador predoctoral de JovaniLab (CSIC) que ha participado en el estudio.

El modelo climático más catastrófico predijo que más de una tercera parte de especies de parásitos podrían desaparecer hacia 2070, mientras que los modelos más optimistas señalaron que la pérdida de especies sería de un 10%.

Contenido Patrocinado

Fotos