Los padres influyen más que las madres en el sexo de los hijos

Un investigador sostiene en una mano a un ratón y en otra a sus crías. / Luis Angel Gómez

Lo dice una investigación de varias universidades tras hacer un estudio con ratones

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Una investigación realizada con ratones silvestres por parte de las universidades de Oxford (Reino Unido), Castilla-La Mancha y León; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y dos instituciones estadounidenses (el Instituto Smithsonian y la Sociedad Zoológica de Chicago) ha refutado una idea que se daba por cierta: realmente son los padres y no las madres, como se pensaba, los que determinan el sexo de sus crías en los mamíferos.

La investigación demuestra que los machos con mayor variabilidad o calidad genética producen mayor proporción de espermatozoides con núcleos pequeños, lo que se traduce en la generación de una mayor proporción de crías al nacer. Según Aurelio Malo, científico de la Universidad de Oxford, “la razón adaptativa por la que los machos sesgan el sexo dependiendo de su calidad genética podría ser que los hijos son afectados más negativamente por la baja calidad genética de los padres que las hijas. Por eso, padres de alta calidad genética se permiten el lujo de sesgar las crías hacia los machos y los padres de menor calidad genética evitan los costes de producir hijos de mala calidad, produciendo una mayor proporción de hembras”.

Gracias a los ratones

A esta conclusión se ha llegado utilizando ratones silvestres (Peromyscus leucopus) en el laboratorio y realizando un seguimiento generación tras generación. De este modo, este trabajo tira por tierra la idea de que en vertebrados sólo las madres pueden determinar el sexo de las crías. “Los resultados sugieren que esta capacidad de los padres de sesgar el sexo de la descendencia ha evolucionado en mamíferos por selección natural y no es un resultado casual de otros mecanismos fisiológicos”, apunta el profesor Julián Garde, de la Universidad de Castilla-La Mancha, para quien “con estos hallazgos se abre todo un nuevo campo para profundizar en estos aspectos de la biología reproductiva de los mamíferos”. Este estudio ha sido publicado en la revista “Proceedings B” de la Royal Society de Londres.

Temas

Csic

Fotos